El sector turístico celebra una quincena de «lleno total» con mayor rentabilidad

La terraza de un negocio hostelero de Cimadevilla, repleta de comensales. / CAROLINA SANTOS
La terraza de un negocio hostelero de Cimadevilla, repleta de comensales. / CAROLINA SANTOS

La hotelería cumplió las expectativas para los primeros quince días de agosto, con estancias medias de una semana, más largas de lo habitual

EUGENIA GARCÍAGIJÓN.

A principios de mes, el sector turístico pronosticaba un agosto que continuaría e incluso mejoraría la buena tendencia de un mes de julio «mejor que el año pasado». Las primeras valoraciones que los hoteleros de la ciudad hacen de estos últimos quince días hacen pensar que el verano se está portando y que podría dar la razón al exconsejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, que anticipó antes de su cese que «este año será de récord» turístico.

La tasa de ocupación de las casi 5.000 plazas hoteleras disponibles en la ciudad superó el 90% durante prácticamente todos los días del mes, según la principal central de reservas por internet. Y es que, tal y como secundan los distintos empresarios consultados por EL COMERCIO, «la primera quincena de agosto siempre es la mejor del verano». «Hemos completado todos los días», confirma, satisfecha, Beatriz Cimadevilla, propietaria del hotel San Miguel. Eso significa que entre festivales de música, Feria de Muestras y Semana Grande, las 83 plazas distribuidas en 43 habitaciones de su establecimiento estuvieron ocupadas. Durante el mismo periodo, el hotel NH Gijón vendió un total de 1.789 habitaciones. «Son muy buenas cifras, las mejores del año», valora el recepcionista Jorge Díaz. La alta rentabilidad de esta época, cuando las tarifas oscilaron entre los 150 y los 180 euros por noche, compensa los precios más bajos de los meses invernales.

La meteorología, ese factor imprevisible pero que tanto perjuicio puede causar a las reservas, no afectó como sí lo hizo el fin de semana del Festival Aéreo y, a expensas de lo que pueda ocurrir los próximos quince días, queda claro que agosto, al menos, empezó bien. A la mejoría en el tiempo atribuye Tomás García, segundo jefe de recepción del hotel Abba Playa, la «ligera mejoría» experimentada en la ocupación, que subió del 88% del mismo periodo de 2018 al 90%. Con el aumento de la demanda, suben ligeramente las tarifas, que en este establecimiento oscilaron entre los 180 y los 250 por noche. Otro fenómeno observado por los hoteleros es el alargamiento de las estancias, «de mínimo cuatro o cinco noches y hasta una semana de media». Algo que se notó en los hoteles, pero también en otros alojamientos, como pisos turísticos y campings. «En estas fechas imponemos estancias mínimas de una semana, pero si antes los turistas se quedaban los siete días raspados, este año subimos la media a diez, con huéspedes que se quedaban incluso tres semanas», reflexiona Cristina Cueto, propietaria de Apartamentos Capua. Sus dieciséis pisos mantuvieron una ocupación estable de «prácticamente el 100%» durante toda la quincena que se alarga hasta este mismo fin de semana, aunque con estancias más cortas. ¿Los precios? Desde los 130 de un estudio hasta los 200 por noche de los apartamentos de mayor tamaño.

Estas buenas cifras se repiten en el camping municipal de Deva, cuyo gerente, Tony Amieva, también celebra la «ocupación total» de las 250 plazas de bungalós y cabañas a lo largo de los quince días con un precio medio de 90 euros. «El camping tiene 1.500 plazas -rondan los 27 euros- y cuesta más llenarlo, pero el primer fin de semana, gracias al Tsunami, lo logramos». También él confirma la prolongación de las estancias, que «llegaron a duplicarse al subir a siete noches de media».

El fin de semana, al 98%

«Habrá que ver lo que pasa a partir de ahora», apunta Cimadevilla, para quien «todo dependerá del tiempo y de lo que ofrezca la ciudad». Termina la Fidma y las fiestas de Begoña, pero «es cierto que empieza el Festival de la Sidra». Su preocupación encuentra réplica en los demás empresarios, aunque parece que el lleno podría alargarse los próximos días: para este fin de semana, informa Booking, apenas queda disponible el 2% de las plazas. Un porcentaje de alojamientos libres ligeramente superior al de San Sebastián, que habitualmente lidera el turismo en la Cornisa Cantábrica (1%) pero inferior al de Ibiza (4%). Para las mismas fechas, entrada hoy y salida el domingo, la isla pitiusa está al 96% y Gijón, al 98%. La ocupación de la villa de Jovellanos para este fin de semana supera igualmente la de otras ciudades asturianas, como Oviedo (97%) o Avilés (77%).