Las soluciones para el Piles serán «no fáciles y costosas», dice Medio Ambiente

Las soluciones para el Piles serán «no fáciles y costosas», dice Medio Ambiente

Relaciona la muerte de peces con la presencia de algas y responde a Foro que «no consta» que estas «tengan especial manía al nuevo gobierno»

I. VILLARGIJÓN.

«En la concejalía no se tiene constancia de que las algas del Piles tengan una especial manía a sus nuevos responsables», respondieron ayer desde el área municipal de Medio Ambiente al portavoz de Foro, Jesús Martínez Salvador, quien tras el nuevo episodio de malos olores y peces muertos en el río defendió que bajo su gobierno este tipo de situaciones «no ocurrían». El gobierno municipal mantiene la alta concentración de este tipo de organismos en la desembocadura del Piles como causa de ambos problemas. Los olores, por su propio proceso de putrefacción. Y la muerte de animales, por una escasez de oxígeno en el agua que también relacionan con la acumulación de algas y el escaso caudal del río en las zonas afectadas. «Si fuera culpa de las bacterias fecales, habría peces muertos todos los meses por los alivios que se hacen desde la red de saneamiento cada vez que llueve con un poco de intensidad», apuntó el martes en el Pleno el concejal Aurelio Martín en referencia al episodio de hace dos semanas. Y a la espera del resultado de los análisis encargados el miércoles, Medio Ambiente defiende esa misma postura.

Primero, el estudio

¿Por qué no se retiran entonces esas algas? La concejalía recuerda que se ha encargado un estudio sobre este fenómeno a una empresa especializada y considera conveniente esperar a conocer sus recomendaciones, y el de los informes que elabora en paralelo sobre la elevada presencia de materia fecal, para adoptar las medidas más adecuadas para solucionar los problemas del río. «Sabemos que las actuaciones que necesita el Piles serán no fáciles y costosas. Pero hasta que no conozcamos las conclusiones de estos estudios no sabremos cuáles sirven de verdad».

Desde Medio Ambiente apuntan además, «sin que sirva como una excusa», que las algas tienen un determinado ciclo biológico en el que juegan un papel importante «la luminosidad y las temperaturas». Y aseguran que igual que ahora están en pleno proceso de putrefacción, «a finales de mes o en noviembre es previsible que se acaben las algas». Añaden, tras apuntar irónicamente que no conste «una especial manía» de las mismas a los nuevos responsables del área, que «sí consta que lo que está pasando tiene que ver con la falta de mantenimiento en todos los equipamientos de titularidad y competencia municipal durante los últimos ocho años». Esta semana, Aurelio Martín se comprometió a celebrar en noviembre una reunión monográfica del Consejo Sectorial de Medio Ambiente sobre la playa y el Piles, después de que la oposición aprobara en el Pleno una proposición conjunta instándole a recuperar el Observatorio de la Playa.