«No supieron respetar la sensibilidad de Pablo»

Pablo Dávila y su danza se ven reflejados en el vídeo. / E. C.
Pablo Dávila y su danza se ven reflejados en el vídeo. / E. C.

Los alumnos del colegio Clarín rinden homenaje a través de un vídeo a un exalumno que sufrió acoso escolar

MARLA NIETOGIJÓN.

Pablo Dávila, exalumno del colegio Clarín, sufrió bullying por su afición por la danza. «Siempre le gustó bailar, pero no todos supieron respetar su especial sensibilidad», expresan los actuales alumnos en un emotivo vídeo homenaje en el que muestran los proyectos contra el acoso que han llevado a cabo desde el año 2016.

La interpretación 'Buscando valientes', del Langui, 'En las nubes' o 'Baldosas amarillas' son solo algunas de las campañas que han desarrollado estos tres años. Entre los proyectos figura una obra de teatro en la que dieron a conocer el caso Pablo. «Aunque le hicieron mucho daño, no paró hasta convertirse en un bailarín profesional», relatan. Los escolares acudieron a una actuación para verle bailar y luego invitaron a Dávila a pasar por su antiguo colegio. En esta visita le sorprendieron con un emotivo acto pues, «la vida tenía que devolverle todo lo que el acoso le robó».

Los niños del Clarín se consideran diferentes en la forma de festejar: «Nosotros no celebramos el día de la paz el mismo día que los demás, lo hacemos al inicio de la Primavera. Somos un poco diferentes», narra la locutora y alumna del centro en el vídeo. Para estos jóvenes, «la empatía es la única ideología capaz de cambiar el mundo».