Tres hosteleros más se suman a la denuncia contra la CNT por asociación ilícita

José Álvarez, Emmanuel Benítez-Sosa, Andrés Gómez, Marcos Melendi, Javier Pérez y Pablo Álvarez. / ARNALDO GARCÍA
José Álvarez, Emmanuel Benítez-Sosa, Andrés Gómez, Marcos Melendi, Javier Pérez y Pablo Álvarez. / ARNALDO GARCÍA

Andrés Gómez, Marcos Melendi y Javier Pérez se adhieren a una querella que busca la disolución definitiva del sindicato

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

«Nuestro objetivo es disolver la CNT Gijón y sentar así un precedente para que este tipo de sindicatos no sigan campando a sus anchas y destrozando negocios». Son palabras de Pablo Álvarez, copropietario de la desaparecida pastelería La Suiza y que interpuso el pasado mes de febrero una denuncia contra el citado sindicato por un delito de asociación ilícita.

Una iniciativa a la que ayer se sumaban tres hosteleros más como parte de la acusación particular. Andrés Gómez, de Cervecería Lautrec; Marcos Melendi, de la Taberna Contrueces; y Javier Pérez, de cafetería La Santina, declararon ayer ante el juez y ratificaron haber sido víctimas de un «acoso absoluto» por parte de la CNT Gijón, que en el caso de Melendi le obligó a cerrar su negocio. «El modus operandi siempre fue el mismo. Vienen, te piden dinero y si no se lo das te acusan de falsedades y organizan escraches ilegales frente a tu establecimiento», declararon.

Además, estos hosteleros, algunos de los cuales tienen una amplia experiencia en el sector, también quisieron ampliar su queja hacia las administraciones que, aseguran, les han dejado de lado. «Hemos sufrido un total desamparo por parte de las instituciones políticas y policiales. Ni Ayuntamiento, ni Principado, ni Delegación de Gobierno han hecho nada por ayudarnos. Hace tiempo que se le comunicamos cual era nuestra situación a la alcaldesa, Carmen Moriyón, y todavía seguimos esperando por una respuesta», se quejaban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos