Los últimos análisis de las aguas de las playas de Gijón dan una calificación de «excelente»

Los socorristas, dentro del agua de la playa de San Lorenzo. /DANIEL MORA.
Los socorristas, dentro del agua de la playa de San Lorenzo. / DANIEL MORA.

La alcaldesa da por «resuelta» la crisis por los vertidos en San Lorenzo ante el inicio el lunes de la temporada oficial de baños

Marcos Moro
MARCOS MOROGijón

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, ha anunciado este mediodía que los últimos análisis sobre la calidad de las aguas de baño, correspondiente a muestras tomadas el pasado jueves, arrojan una calificación de «excelente» en todos los puntos de muestreo. Para Moriyón esta es «una buena noticia» con la que poder encarar a partir del lunes el inicio oficial de la temporada de baños en todo el litoral del Principado.

Recordó en este sentido que en el concejo de Gijón se controlan seis zonas de baño con 12 puntos de muestreo: playa del Arbeyal (oeste y este), playa de Poniente (oeste y este), playa de San Lorenzo (escaleras 4, 8 y 12, Vahones/Mayanes) y Rinconín), playa de Peñarrubia, playa de Serín y playa de Estaño. A partir de ahora se realizarán análisis semanales (lunes y martes) en los laboratorios acreditados del Ayuntamiento hasta el mes de septiembre y se facilitarán puntualmente los resultados al sector turístico, los comerciantes y a las escuelas de surf y entidades deportivas náuticas.

La regidora de Foro dio por «resuelta» la crisis abierta estas ultimas semanas por la sucesión de vertidos fecales que llegaron al principal arenal gijonés por la apertura de los aliviaderos que desaguan en el Piles cuando los colectores entran en carga por exceso de lluvia. Vertidos que obligaron a colocar, hasta en tres ocasiones, la bandera de roja en todas las escaleras de la playa por concentraciones de microorganismos de la red de saneamiento en el agua por encima de lo permitido legalmente para el baño. Moriyón ha venido insistiendo en que estos episodios adversos se produjeron por la situación de «excepcionalidad meteorológica» que se ha vivido en las últimas semanas de mayo y primeras de junio con un nivel inusual de precipitaciones para esta época del año.

En declaraciones a los medios en la Feria de San Antonio la regidora incidió en que después de producirse un episodio adverso de estas características a las 48 horas desaparece el riesgo para la salud, ya que estas bacterias fecales «no sobreviven en aguas salada».

Sobre la petición del grupo del PP para que se amplíen los análisis de contaminación fecal a la arena de la playa, Moriyón ha asegurado que se ha remitido un oficio a la Demarcación de Costas, como autoridad competente, para que dé la pauta sobre cómo actuar.

Carmen Moriyón.
Carmen Moriyón. / Daniel Mora

También tuvo palabras de agradecimiento para todos los colectivos y entidades de la ciudad con los que se ha reunido esta semana para explicarles la problemática que ha sufrido la playa. «Entendieron la relación de estos hechos con la climatología y defendieron con generosidad la playa de Gijón», afirmó.

Respecto a la depuradora del este, la regidora opinó que en todo lo que tiene que ver con ella sí que ha habido «incapacidad» porque, aunque no guarda relación directa con los vertidos en la playa, llamó la atención que «desde hace dos años las aguas residuales de la zona este salen sin tratar por el emisario de Peñarrubia sin tratar a dos kilómetros y medio de la costa y a 27 metros de profundidad porque hay infraestructuras judicializadas».

Expresó su confianza en que en los próximos meses se pueda «desbloquear» la situación y subsanar los defectos de la tramitación ambiental que llevaron a paralizar judicialmente la planta de saneamiento del este. «A ver si vemos ahora la luz al final del camino», indicó sobre la repetición de la evaluación ambiental que saldrá próximamente a información pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos