Los vecinos protestan para que el Principado haga públicos los datos de su estación en Jove

Protesta vecinal ante la estación móvil del Principado en Jove. / E. C.
Protesta vecinal ante la estación móvil del Principado en Jove. / E. C.

M. M. GIJÓN.

Vecinos de Jove apoyados por otros de Tremañes, Veriña e integrantes de la plataforma contra la contaminación de Xixón protestaron ayer ante la estación móvil que el Principado ubicó en el barrio hace casi tres meses. Los concentrados reclamaron que los datos que recoge esta estación sobre la calidad del aire sean públicos. También que su estancia en la zona se prolongue al menos otros tres meses. Los participantes en la protesta también aprovecharon para volver a insistir en que la estación móvil que el Ayuntamiento de Gijón tiene ubicada en El Lauredal, que «uno de cada tres días incumple» los valores medios diarios de partículas contaminantes en suspensión que permite la legislación, sea fija y entre a formar parte de la red oficial de unidades de control de la calidad del aire del Principado. Una petición que ya contó en marzo con el respaldo del Pleno municipal y que sigue sin ser atendida por parte del Gobierno del Principado.

Pintada en El Lauredal

Con esta medida, remarcaron los vecinos concentrados, se liberaría la estación municipal para que poder ser utilizada en otras zonas del concejo de Gijón, tanto en la parte urbana como en la rural. Hace semanas, de hecho, se registró en el vehículo que alberga la estación de El Lauredal una pintada reclamando que fuera fija. Dicha pintada a día de hoy no se ha borrado.

En lo que va de año, esta unidad adquirida por el Ayuntamiento ya ha registrado casi 60 superaciones diarias de los umbrales permitidos para las partículas PM10 por la legislación, que establece que no pueden ser más de 35 días al año. En la actualidad, las mediciones diarias de esta estación no se tienen en cuenta en la red oficial, cuyos datos son los únicos que constan a nivel estatal y europeo.

Temas

Gijón, Jove