Se suicida el concejal detenido por el atentado contra Maduro

Un familiar del concejal llora su muerte. /Reuters
Un familiar del concejal llora su muerte. / Reuters

El fiscal general explica que Albán, que estaba en la sede del servicio de inteligencia, «solicitó ir al baño y se lanzó al vacío desde el décimo piso»

COLPISA / AFP

El concejal opositor Fernando Albán, quien se hallaba detenido por un presunto atentado contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, se suicidó este lunes en la sede del servicio de inteligencia, aseguró el fiscal general, Tarek William Saab. Sin embargo, su partido, Primero Justicia, denunció que se trató de un «asesinato». «Responsabilizamos a Maduro y a su régimen torturador», señaló la organización en un comunicado.

«Solicitó ir al baño y estando allí se lanzó al vacío desde un piso diez» Tarek William Saab, fiscal general

Saab explicó telefónicamente a la televisora gubernamental VTV que Albán «solicitó ir al baño y estando allí se lanzó al vacío desde un décimo piso». El fiscal anunció una «investigación exhaustiva» y prometió esclarecer las causas. El cuerpo del concejal fue entregado a sus familiares la noche de este lunes y trasladado al cementerio del este de Caracas.

Albán, concejal del municipio Libertador de Caracas, fue detenido el pasado viernes acusado de participar en la explosión de dos drones cerca de la tarima en la que Maduro pronunciaba un discurso el 4 de agosto, durante un desfile militar en la capital. El mandatario denuncia ese hecho como un «magnicidio en grado de frustración» y responsabiliza como autor intelectual al diputado Julio Borges, fundador de Primero Justicia y exiliado en Colombia.

Imágenes del exterior de la sede del servicio de inteligencia. / Agencias

Una muerte perturbadora

La «crueldad de la dictadura terminó con la vida de Fernando Albán», reaccionó Borges en Twitter, al recordar que el concejal había viajado a Nueva York la semana pasada para visitar a sus hijos y lo acompañó a Naciones Unidas. «No va a quedar impune su muerte», añadió el diputado, a quien Maduro acusa de formar parte de una trama para derrocarlo con la ayuda de Estados Unidos y Colombia.

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, Bob Corker, de visita en Caracas, calificó de perturbadora la muerte de Albán. «El gobierno tiene la responsabilidad de garantizar que todos entiendan cómo pudo haber sucedido», escribió en Twitter. Corker se ha reunido con dirigentes del gobierno y de la oposición, como el oficialista gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, y parlamentarios del Grupo de Boston, como el opositor Enrique Márquez.

Con velas en sus manos, decenas de personas realizaron una vigilia la noche de este lunes en la sede del Sebin en Caracas para protestar por la muerte de Albán. «Esto no es suicidio, esto es homicidio», gritaban, custodiados por agentes policiales. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, condenó la muerte. «Responsabilidad directa de un régimen torturador y homicida», escribió en Twitter. El excandidato presidencial Henrique Capriles, miembro del partido de Albán, señaló que lo ocurrido «es total responsabilidad del régimen». «NUNCA podría haber actuado contra su vida», subrayó en Twitter.

El abogado del concejal, Joel García, dijo a periodistas que no pueden afirmar ni negar que se tratara de un suicidio. «¿Cómo vamos a hablar de suicidio si es una persona que se acaba de morir? (...) Lo primero que cualquier órgano policial debe decir es que hay una investigación», acotó. Antes, el ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol, afirmó que el político se suicidó «en el momento en que iba a ser trasladado al tribunal».

El también concejal de Primero Justicia, Carlos García, murió en septiembre de 2017 por un accidente cardiovascular tras permanecer diez meses detenido en calabozos del Sebin en Guasdualito, estado de Apure. El partido denunció que le negaron la atención médica. En Venezuela hay unos 236 presos políticos, según la ONG Foro Penal.

España convoca al embajador venezolano

El Gobierno socialista ha convocado por primera vez al embajador de Venezuela en Madrid, una decisión de protesta diplomática que se convirtió en habitual con el anterior Ejecutivo del PP.

El motivo ha sido la muerte en una comisaría del concejal opositor al régimen chavista Fernando Albán. Según un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, España insta al Gobierno de Nicolás Maduro a que se lleve a cabo una investigación independiente que establezca «pronta y verazmente» las circunstancias del fallecimiento.

La nota, escrita en un lenguaje muy duro, reclama además a Caracas el adoptar las medidas necesarias para permitir el retorno a la institucionalidad democrática, el pleno respeto a los Derechos Humanos y al ordenamiento legal venezolano. Y concluye con la petición de que se libere a todos los presos políticos. Todas estas peticiones le han sido trasladas al embajador venezolano.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos