Un empresario taiwanés irá a prisión por cortarse una mano para defraudar al seguro

El condenado firmó una póliza de casi un millón de euros poco antes de autolesionarse

EFEtaipei (taiwán)

Un empresario taiwanés pasará diez meses en prisión y sin una de sus manos por tratar de engañar al seguro cortándosela, según ha anunciado el Tribunal Superior de Taiwán, confirmando la sentencia de un tribunal inferior.

En 2011, Hu Chi-yang informó a su seguro de que un ladrón le había cortado una de sus manos durante un viaje de negocios en la provincia china de Fujian y reclamó el pago de lo estipulado en su póliza.

Las investigaciones en China y en Taiwán concluyeron que Hu había contratado el seguro, por valor de 30 millones de dólares taiwaneses (casi un millón de euros), poco antes de autolesionarse.

En China, la policía local logró identificar a Hu como el comprador del cuchillo usado y encontró rastros de anestésicos en la sangre hallada en el lugar del suceso.

Hu, que había sido condenado en primera instancia por fraude al cortarse la mano para cobrar el seguro en octubre de 2014 y sentenciado a diez meses de prisión, presentó un recurso ante el Tribunal Superior, que finalmente ha confirmado la sentencia.