El Auditorio, pendiente del proyecto

El Auditorio, pendiente del proyecto

Casi un año después de que la sección de Edificios informase de que no era posible mantener el uso del edificio por sus «graves deficiencias» de seguridad y protección contra incendios, el Ayuntamiento aún sigue pendiente de la entrega del proyecto de las obras de adecuación del edificio para tratar de recuper la mayor parte de los usos, hoy limitados a la sala Principal para los conciertos y a las oficinas del edificio. El estudio fue contratado a finales de mayo al arquitecto Adolfo César Díaz Rubio después de algunas dudas administrativas y debería de entregarse a finales de este mes.

A la licitación, solo se presentaron dos arquitectos. Ninguno de ellos es José Luis Pérez-Lozao, el redactor de los estudios previos sobre la situación del edificio, abierto durante diecisiete años pese a incumplir la normativa contra incendios. Según los estudios de previos, los trabajos para adecuar el edificio tendrían una duración estimada de un año, pero el contrato incluye la previsión de que se ejecuten por fases y se acompasen al ritmo de la actividad del Auditorio. Lo contrario es el temor principal. Si en algún momento, las obras descarrilan -se retrasan o se deslizan sus plazos- hay temor a tener que cancelar conciertos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos