Los hosteleros de Gascona piden quitar los carteles de protesta de los vecinos

Los hosteleros de Gascona piden quitar los carteles  de protesta de los vecinos
Uno de los carteles colgados en viviendas de Gascona. / A. PIÑA

Instan al Ayuntamiento a que ordene su retirada al considerar que incumplen la ordenanza de convivencia y degradan el entorno

G. D. -R. OVIEDO.

A través de la comisión especial de Sugerencias y Reclamaciones, la asociación de hosteleros de la calle Gascona, el Bulevar de la Sidra, ha pedido al Ayuntamiento que retire los carteles que algunos vecinos han colocado en sus ventanas en protesta por lo que, consideran, abusos por parte de los chigreros en la utilización del espacio público. La asociación se acoge al articulado de la ordenanza municipal de Convivencia Ciudadana para señalar que los carteles, colocados en las ventanas de algunos de los pisos de los números 2, 4, 7 y 9 y en el número 1 de Indalecio Prieto, suponen «una degradación visual del entorno que afecta a las cuatro calles desde las que se pueden observar». Los hosteleros sostienen que sus negocios están «siendo claramente perjudicados con toda intencionalidad por la degradación del entorno».

Lo curioso es que los empresarios acuden a la comisión de Sugerencias cuando si, como señalan, se trata del incumplimiento de una ordenanza municipal deberían hacerlo directamente ante la Policía Local. En este sentido, se acogen a la norma de convivencia porque la ordenanza exige la «expresa autorización municipal para poder realizar pintadas, expresiones gráficas, etc..., con cualquier tipo de material, que incluye la utilización de pancartas como soporte, en las estructuras de la edificación privada visibles desde la vía pública». Según su escrito, realizadas las oportunas averiguaciones, «parece ser que no se dispone de autorización municipal para colocar las pancartas, pero es que además aunque se solicitara no sería procedente por la degradación visual del entorno».

El trámite será mucho más largo que con una denuncia ante la Policía Local. La queja tendrá que ser informada por los técnicos y la posible solución comunicada a los reclamantes y afectados. Evita, eso sí, agrandar el enfrentamiento entre los empresarios y esta parte de los vecinos de la calle.

 

Fotos

Vídeos