IU se va del Ayuntamiento de Oviedo con «las manos limpias»

Los tres concejales salientes de IU en el Ayuntamiento de Oviedo posan en la sala de prensa./Hugo Álvarez
Los tres concejales salientes de IU en el Ayuntamiento de Oviedo posan en la sala de prensa. / Hugo Álvarez

Los ediles han achacado los «peores» resultados de la historia de la formación en Oviedo a los conflictos internos

EFE

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Oviedo ha asegurado que acaba el mandato con las «manos limpias» y ha prometido que, tras perder su representación en el consistorio, reconducirá la situación y se convertirá en un partido «potente».

Los tres ediles de la formación, Roberto Sánchez-Ramos, Cristina Pontón e Iván Álvarez, han ofrecido una rueda de prensa este miércoles en la que han lamentado que la pérdida de 4.194 votos, en relación a los comicios anteriores, les ha dejado sin ningún concejal en el consistorio.

«La vida continúa, no nos vamos al exilio», ha señalado Sánchez-Ramos, quien ha reiterado que se marcha con «una mano delante y la otra detrás» y «ligero de equipaje» al tiempo que ha señalado que no volverá a ocupar «ningún cargo más en la vida institucional».

Los ediles han achacado los «peores» resultados de la historia de la formación en Oviedo a algunos conflictos internos que ha vivido la organización, como la marcha de Gaspar Llamazares, y a la ausencia de «visibilidad» de un referente claro a nivel nacional.

«El nuevo proyecto político reforzará la presencia en barrios y zona rural», ha apuntado, por su parte, Iván Álvarez.