Vía libre a la reforma de la plaza de toros de Buenavista

J. C. A. OVIEDO.

Que el Ayuntamiento, como órgano sustantivo, inicie los trámites para la reordenación del ámbito de El Cristo-Buenavista significará, además, el comienzo de la revisión de la ficha del catálogo municipal de la plaza de toros para su posterior rehabilitación como espacio multiusos.

De esta manera, mientras se modifica el PGO y se redacta el Plan Especial para el viejo HUCA, el Ayuntamiento podrá rebajar la catalogación del coso sin retirar su condición de Bien de Interés Cultural una vez la Dirección de Patrimonio informó favorablemente al trámite. En este sentido, está previsto que la reforma y reconstrucción de la plaza se financie con los aprovechamientos urbanísticos de los edificios destinados a viviendas y usos terciarios.

Al redactar ambos proyectos en paralelo, los periodos de alegaciones y tramitaciones de los documentos urbanísticos coincidirán en el tiempo y concordarán en cuanto a lo que delimite el PGO, también en revisión.

El futuro del coso, declarado en estado de ruina, pasa por convertirlo en espacio polivalente para cinco mil espectadores y se ajustaría, primero, a la obligatoriedad de mantener la fachada actual del ruedo así como su tipología. En segundo lugar, se pretende actuar en el interiro, bajo las gradas, con la finalidad de cumplir las exigencias de accesibilidad, seguridad y confort así como su vaciado para hacer viable la utilización de los espacios diáfanos.

También se pretende recuperar el tercer graderío, devastado por el incendio que sufrió la plaza en 1932 y que en la reforma posterior no se rehizo. Por último, el Ayuntamiento pretende cubrir el conjunto para asegurar usos continuados a lo largo del año que justifiquen la inversión.