Medio centenar de viviendas cercadas por el agua en Ferreros

El parque de Cataluña, inundado. /  ALEX PIÑA
El parque de Cataluña, inundado. / ALEX PIÑA

G. D. -R. OVIEDO.

Las lluvias causaron también problemas en otros puntos próximos a la capital. Los vecinos de los barrios de La Caleyina y La Casa Blanca, en Ferreros (Ribera de Arriba), se vieron rodeados por hasta medio metro de agua miemtras el servicio de Emergencia del Principado no enviaba ayuda, saturado por otras alertas en toda la región. De nuevo, la causa para los vecinos está en una serie de argayos que acabaron por desviar las riegas hacia sus viviendas. A última hora de la tarde se esperaba la llegada de una retroexcavadora para tratar de abrir una vía para la salida del agua, aunque el nivel había descendido ya notablemente al abrir una de las tapas de los registros de la urbanización.

Problemas similares, pero a menor escala, se repitieron en otros puntos de la zona rural de Oviedo, Ribera de Arriba o Las Regueras. Pero también en la urbana. La glorieta de Cerdeño llegó a sumar en algunos momentos «una cuarta de agua», según los vecinos, aunque no se repitieron las imágenes del pasado marzo. En la zona rural, un argayo obligó a cortar la carretera de Ules, aunque a última hora de la tarde ya se había despejado uno de los carriles y se permitía el paso alterno de vehículos. La glorieta de Las Campas, en la carretera de San Claudio, también quedó completamente cubierta .

Fuentes de la concejalía de Seguridad informaron también de incidencias en Las Mazas y de otro argayo, a última hora de ayer, en Villarín aunque no llegó a causar daños. A partir de las 22.00 horas, las precipitaciones dieron una tregua, pero para mañana la Agencia Estatal de Metereología prevé para Asturias una nueva jornada lluviosa con chubascos dispersos y tormentas ocasionales, más intensas y frecuentes durante las horas de la tarde.