Rocío Gabarri acepta en un acto de los evangelistas un puesto en la lista de Canteli

Rocío Gabarri acepta en un acto de los evangelistas un puesto en la lista de Canteli
José Cortés, entre Teresa Mallada y Alfredo Canteli, durante el acto de la Iglesia Evangelista en el Calatrava. / HUGO ÁLVAREZ

La representante del colectivo gitano se suma al equipo del candidato conservador en un acto del PP con la Iglesia Evangélica ovetense

A. ARCE / S. S. FERRERÍA OVIEDO.

La construcción de una lista electoral ya no parece ser solo cosa de despachos. Al menos no para el candidato del Grupo Municipal Popular al Ayuntamiento de Oviedo, Alfredo Canteli, que ficha (al menos así lo hizo ayer) en público y a viva voz. «¿Te quieres integrar en nuestra lista a la Alcaldía de Oviedo?», preguntó a la representante del colectivo romaní ovetense, Rocio Gabarri en un abarrotado Palacio de Exposiciones y Congresos.

Lo hizo durante un acto con la iglesia Evangélica en el que aprovechó para reunirse por primera vez con el colectivo gitano y en el que también estuvieron presentes la candidata del PP al Principado de Asturias, Teresa Mallada, y Juan José Cortés, padre de Mari Luz Cortés, la niña onubense de cinco años asesinada el pasado el 13 de enero de 2008 en un truculento caso de violencia que sacudió la conciencia de todo un país.

«Dirigirme a un colectivo tan importante como lo es el de los feligreses de esta iglesia supone, además de un privilegio, una enorme responsabilidad», exclamó Canteli al principio de su intervención. «Vuestra defensa de unos valores humanistas cristianos en los que aparecen la familia, el esfuerzo, la responsabilidad y el trabajo ayuda a la integración plena de muchas personas», afirmó el popular entre vítores y aplausos del colectivo evangélico.

Gabarri, por su parte, no se hizo esperar y, acto seguido, dio el '¡Sí, quiero!' afirmando con la cabeza desde el estrado.

«Si cuento con la confianza de los ovetenses, me comprometo a respaldar vuestra labor y a apoyaros en todo lo que sea posible, porque en el Oviedo en el que creo cabemos todos, todos sumamos y todos tenemos algo que aportar», sentenció Canteli, en alusión, según expuso, al «bien común» y a la «igualdad de oportunidades».