El alcalde dice que si a Caunedo le molesta que le llamen fascista que «retire el recurso»

Wenceslao López, Ana Taboada y Roberto Sánchez Ramos. / PIÑA
Wenceslao López, Ana Taboada y Roberto Sánchez Ramos. / PIÑA

Taboada propone que la zona de Maternidad del antiguo hospital albergue un campus de Ciencias para evitar «el éxodo de jóvenes»

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Wenceslao López contestó ayer al portavoz del Partido Popular, Agustín Iglesias Caunedo, que acusó al equipo de gobierno de haber cambiado el callejero «en contra de la ley» y de intentar tapar «su incompetencia» tras una «cortina de insultos» después de que los tribunales tumbaran el cambio de nombre de 21 calles de la ciudad, promovido por el gobierno local en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica

En una nueva vuelta de tuerca, el regidor municipal aseguró que «el PP, son lo que son en Oviedo, la defensa de los símbolos fascistas», aseveró Wenceslao López durante su visita a la romería de El Cristo ayer al mediodía. A renglón seguido, instó a los populares a que si realmente no defienden la simbología fascista «retiren la demanda en los tribunales», en referencia al recurso que presentó el Partido Popular junto con la Hermandad de Defensores de Oviedo en contra del cambio del callejero y que los tribunales acabaron aceptando por un «defecto de forma» y que el Juzgado de lo Contencioso Número 6 de Oviedo achacó a un «acto puramente discrecional del alcalde».

En este sentido, López recordó a Caunedo que once de las veintiún calles que se modificaron y ahora han sido anuladas por la justicia fueron acordadas por el Partido Popular. «Más de la mitad ya estaban dictaminadas, las acordó Gabino de Lorenzo con su comisión. pero no las ejecutó. Que el PP lo explique», demandó el alcalde.

Más información

Respecto a las insinuaciones de Caunedo sobre la posibilidad de un informe verbal por parte de los funcionarios municipales, que no escrito, sobre la imposibilidad de ejecutar el cambio de nombres de las calles tal como realizó el equipo de gobierno, el alcalde aseguró que «es un asunto muy grave» que se culpe a los trabajadores municipales «de ser la causa del los defectos del expediente».

En otro orden de cosas, la romería de l Cristo también sirvió para que la vicealcaldesa Ana Taboada lanzara la caña sobre un posible proyecto en la zona del antiguo edificio de maternidad. Se trata de desarrollar un Campus de Ciencias. Una idea que se recoge en el proyecto Hucamp, ganador del concurso de ideas para revitalizar la zona. Taboada explicó que en un encuentro con becados universitarios, los estudiantes le trasladaron esa necesidad pero sin mayor concreción. «El conocimiento supone frenar el éxodo de jóvenes», valoró la edil de Somos al respecto.