«Truncaron su sueño de ser profesor en Londres»

Centenares de pixuetos llenaron la plaza de San Pedro de Cudillero para rendir homenaje a David Carragal. / FOTOS: JORGE PETEIRO

Centenares de personas guardan más de un cuarto de hora de silencio en CudilleroEl alcalde de la localidad marinera, lugar de donde era originario el docente David Carragal, pide que la vida de una persona «no salga gratuita»

ROSALÍA AGUDÍN / DAVID SUÁREZ FUENTECUDILLERO/OVIEDO.

La plaza de San Pedro de Cudillero enmudeció ayer al mediodía. Centenares de personas guardaron más de quince minutos de silencio, en la convocatoria solo se anunciaba uno, pero los vecinos quisieron alargarlo por su cuenta, en memoria de David Carragal, el profesor pixueto de 33 años agredido hace una semana cuando volvía a casa tras pasar una noche de fiesta en La Florida. Falleció el lunes en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) al no superar las heridas sufridas en la cabeza.

El silencio solo fue interrumpido por el graznido de las gaviotas y por un sonoro aplauso, al final, que retumbó en toda la plaza. La emoción invadió la localidad marinera. El recién elegido alcalde, Carlos Valle, se dirigió a los centenares de asistentes para pedir que la vida de una persona «no salga gratuita». «Vamos a confiar en la Justicia y nos mostramos a disposición de la familia», abundó.

Los amigos y compañeros de profesión de David se mostraron muy emocionados. No se podían creer todo lo que había ocurrido en la última semana. Contaron que él era un amante de Cudillero. Sus calles le vieron crecer y su familia es muy conocida en la zona. Sus padres son José María Carragal García y Consuelo Garay de la Fuente y su primo Juan Carragal fue candidato de Foro a las elecciones de 2015.

«Era una persona súper querida en Cudillero y las temporadas no escolares las pasaba aquí» «Él no se metía con nadie. Era una muy buen persona y le apasionaban los niños»

David estudió en el colegio praviano de Los Cabos y la Secundaria en el instituto Selgas. Ayer, su profesorado y alumnos guardaron un minuto de silencio para condenar «el brutal ataque que ha costado la vida a nuestro antiguo alumno» y transmitieron su «más sentido pésame a la familia y amigos de David».

Este profesor siempre que podía hacía una escapada para visitar a sus familiares y respirar el olor del mar. «Era una persona súper querida en Cudillero y las temporadas no escolares las pasaba aquí», rememoró su amigo Bruno Viña con lágrimas en los ojos. Asimismo, contó que era una persona que se «desvivía» por los niños. Eso le llevó a graduarse en Magisterio en 2017, con la mención en Educación Física. Ayer el decano de la Facultad de Formación del Profesorado y Educación de la Universidad de Oviedo, Celestino Rodríguez, apuntó que están «muy afectados» por lo ocurrido: «Todo acto violento es totalmente contrario a los valores, propósitos y voluntad de quienes hemos hecho de la educación nuestros objetivo personal y compromiso con la sociedad». Hoy le rendirán un pequeño homenaje en la puerta del Edificio Norte de la Facultad. Será a las doce del mediodía.

Su sueños

El futuro profesional más cercano de David era presentarse a las oposiciones de Primaria que tendrán lugar este fin de semana y después viajaría a Estados Unidos para ser monitor de un campamento. «Este iba a ser el tercer año que lo iba a ser y después iba a volver. Su sueño era ser profesor en Londres y se ha truncado», apuntó una antigua compañera de trabajo que ayer prefirió mantenerse en el anonimato y que compartió diez años de trabajo con David en Piedras Blancas.

Este docente persiguió trabajar en el extranjero y ahora lo había conseguido. Le habían contratado en un centro londinese, pero la vida de David se cruzó por desgracia con sus tres agresores: «Él no se metía con nadie. Era muy buena persona y deportista de toda la vida. Le apasionaban los niños y el pueblo están conmocionado», añadió su vecino Pedro Bárzana, quien también destacó que esta situación le «podría haber pasado a cualquiera».

Cudillero vivirá hoy su segundo día de luto oficial. Las banderas ondean a media asta y la capilla ardiente por David se instaló en la mañana de ayer en la sala número tres del tanatorio de Cudillero. El funeral se celebrará a las cinco de la tarde en la iglesia de San Pedro, y después sus restos descansarán para siempre en el cementerio de la parroquia.

Más