El zulo del Naranco, un vertedero ilegal

El estado actual del zulo del Naranco, donde se aprecian los restos de una campana extractora de grandes dimensiones. / A. PIÑA
El estado actual del zulo del Naranco, donde se aprecian los restos de una campana extractora de grandes dimensiones. / A. PIÑA

El habitáculo construido por la banda criminal ETA-Asturcón acumula desde envases a una campana extractora

CECILIA PÉREZ

De 'cárcel del pueblo', como lo denominaron los investigadores que lo desmantelaron, a vertedero ilegal. Esto es en lo que se ha convertido el conocido como zulo del Naranco. Fue el habitáculo excavado por el grupo criminal ETA-Asturcón conformado por un matrimonio y su hijo, que cometió durante cuarenta y tres años extorsiones a empresarios, secuestros, tentativas de homicidio, estafas y hurtos en Oviedo, en el resto de Asturias e incluso en Cantabria y Madrid.

El zulo se construyó en una parcela que se conoce como 'Ciervo' y fue diseñado para el «confinamiento involuntario de personas en situación de cautividad», según explicaron este verano los investigadores, que arrojaron luz sobre esta construcción que descubrió, por casualidad, un paseante en abril de 2017.

A día de hoy es un vertedero que acumula basura y cuya boca de entrada, aunque ya desmantelada, permanece descubierta. Se han retirado los tablones que la cubría, aunque no hay peligro de colarse por ella, ya que la oquedad carece de profundidad.

Lo que llama la atención es lo que aparece alrededor del zulo: desde una campana extractora de grandes dimensiones a multitud de lonas, plásticos, envases, mangueras de riego o latas de conservas. Todo indica que esta zona ha sido 'visitada' en varias ocasiones y lo han utilizado como depósito de basura.

El problema es que no se sabe a quién pertenece esta finca, por lo que el Ayuntamiento no puede proceder a su limpieza. Se desconoce si es de propiedad municipal, regional o privada, ya que «existen parcelas que están en estudio y faltan por catalogar y actualizar dentro del catastro», explicaron fuentes municipales. Lo único que está claro es que esta zona rústica conocida como 'Ciervo' «no aparece en el sistema de patrimonio municipal y lo más probable es que sea de propiedad privada», apuntan desde el Ayuntamiento.

Por este motivo, el Consistorio explica que tiene las manos atadas en cuanto a la retirada de la basura que se acumula en esta zona, primero porque se desconoce si es un terreno de su propiedad y segundo porque no es una zona urbanizada, por lo que los servicios de Limpieza municipal no tendrían, en principio, responsabilidad sobre ella.