10 disfraces de carnaval sencillos para niños exigentes

Ejemplo de disfraz de carnaval muy elaborado/
Ejemplo de disfraz de carnaval muy elaborado

Ejemplos de trajes de carnaval fáciles y originales que requieren poco tiempo para padres en apuros

Marla Nieto
MARLA NIETOGijón

A cuatro días de carnaval y los niños sin disfraz. Ellos presionan, pero vosotros, padres en apuros, no tenéis ni idea ni tiempo para diseñar un traje y claro, los niños se enfadan, refunfuñan y sueltan la típica frase «Fulanito ya tiene el disfraz y va a ganar el concurso».

Entráis en ansiedad y el bloqueo es aún mayor. ¿Y un disfraz de fantasma con una simple sábana por encima y listo? La mirada de desaprobación por parte de vuestros hijos os hace comprender que «ni de broma».

Tranquilidad. Hay un montón de opciones facilísimas para diseñar un disfraz para carnaval, pero es de entender que en ese preciso momento no se os ocurran. Por ello, aquí podréis encontrar diez ideas para un traje de carnaval sencillo y al mismo tiempo original y gracioso, para que no os quite demasiado tiempo de ocio y, a su vez, los niños se sientan únicos y especiales en esos días en los que son protagonistas.

¿A qué niña no le gustaría convertirse en una superheroína? Si os paráis a pensar, la Mujer Increíble, por ejemplo, no lleva un traje excesivamente complejo. Si tienes un body rojo por casa y unos leotardos o leggings del mismo color, ya solo te quedaría comprar en cualquier tienda de 'veinte duros' o 'todo a cien', una falda de tul y en una papelería, material para confeccionar la cinta del pelo con las muñequeras a juego, que podría ser goma eva. Las estrellas que irán grapadas a la falda podéis diseñarlas con cartulina normal. Unas botas también rojas o negras y, ¡listo!

Imagen de la Mujer Increíble
Imagen de la Mujer Increíble

Otros disfraces que no requieren estrujarse mucho el cerebro son, por ejemplo, el disfraz de director de cine, Frida Khalo, caracol o reina de la selva.

Seguro que tus hijos estarían encantados de convertirse en jefe de actores por un día. Si quieres satisfacerle, basta con un pantalón negro, una chaqueta de punto, una pajarita, boina y deportivas blancas. Para la claqueta y el megáfono puedes utilizar cartón blando y lo decoras siguiendo algún ejemplo por Internet o como se te ocurra.

Que la excéntrica Frida Khalo está de moda es algo innegable hoy en día. El empoderamiento de la mujer es una idea que los padres tratan de transmitir a sus hijos mediante ejemplos de mujeres fuertes y valientes. Khalo es una de ellas. Si quieres que tu hija se convierta por un día en ella, lo tienes fácil: un pañuelo chillón, un vestido de colores, una diadema de flores y, por supuesto, lápiz de ojos negro para dibujar las peculiares cejas que tenía la artista.

Para el disfraz de caracol se necesita papel kraft marrón, cinta adhesiva, una diadema, bolas de espuma de poliestireno, cintas de tela y una pistola de pegamento. Se trata de enroscar el papel formando una espiral como el caparazón de un caracol para colocarlo en la espalda del niño o niña, que llevará puesto un vestido largo y suelto. Las antenas también se harán con kraft y en la punta se colocarán las bolas de espuma.

Para el disfraz de reina o rey de la selva se necesita un body y unos leggings negros y pelo artificial marrón o naranja que se colocará alrededor del cuello, en las muñecas y en los tobillos. Eso sí, queda mucho mejor si le dibujas unos bigotes y la nariz.

Hay varios disfraces que destacan por originales, dignos de un primer puesto en un concurso y que, además, no requiere mucha elaboración. Éstos son el traje de fotomatón el de recortable o el de cubo de Rubik

Para el fotomatón se necesita un cartón rectangular colocado de forma vertical y dividido en varios cuadrados que se dibujan sobre la superficie. Uno de ellos se recorta y será por donde asome la cabeza el niño o niña. En los demás se pegan fotos de ellos con la misma ropa pero distintas caras, como si estuvieran realmente en un fotomatón.

El disfraz de recortable también requiere cartón que uno podrá dibujar libremente con el vestido que más le guste, sin olvidar las pestañas míticas que se doblan y el de cubo de Rubik consta de una caja de cartón un poco grande en la que se dibujarán cuadrados de un mismo color en cada cara.

Otras ideas son, por ejemplo, vestir a tu hijo o hija del anciano Carl Fredricksen, protagonista de la película UP. Para ello solo necesitas un pantalón de pana marrón, una chaqueta de punto gris, pajarita, gafas de pega y un andador que podrás elaborar rápidamente con, por ejemplo, cartones del rollo de papel higiénico pegados para la estructura y en los vértices, pelotas de tenis como si fueran las ruedas.

Por último, un diseño precioso es el de 'Hada de los libros', que se construye utilizando un libro viejo cuyas hojas formarían las alas que se colocan pegadas en la espalda.