Seis remedios para aliviar la tos de los niños

Muchas veces la tos no les deja dormir./E. C.
Muchas veces la tos no les deja dormir. / E. C.

Ante los primeros síntomas, lo mejor es actuar e intentar poner fin a la tos

EL COMERCIO

Con la llegada del otoño y el frío, es habitual que los más pequeños tosan o se resfríen y eso les impida dormir. Recopilamos seis de los remedios más efectivos para acabar con esa tos.

1- Miel de abejas:

Si a tu hijo le gusta la miel, puedes darle una cucharada cuando le aparezca la tos. También la puedes mezclar con zumo de limón natural, una infusión de orégano o una de tomillo y zumo de limón.

2- Paños templados:

Cuando empiece a toser, calienta unos paños con la plancha y pónselos sobre el pecho, a medida que se van enfriando, puedes ir recalentándolos.

3- Vapor de mentol:

Pon agua a hervir y añade unas porciones de mentol, acércale a la cazuela para que respire los vapores. Si quieres ponerle un trapo sobre la cabeza para aprovecharlo mejor, asegúrate antes de que no quema.

4- Mentol en la planta de los pies:

Aplícale un poco de mentol en la planta de los pies y cúbreselos con unos calcetines.

5- Cebolla:

Corta unos trozo de cebolla y mételos en una media. Cuélgala en el cabecero de su cama o cerca de ella para que respire su aroma. También puedes colocarla sobre un plato en la mesilla.

6- Vapores de eucalipto:

Coge unas ramitas de eucalipto y mételas en agua hirviendo. Una vez fuera del fuego, acércale la cazuela para que respire los vapores. Igual que con el mentol.