Érase una vez... el Circo Mágico

Circo y magia. En esta página, el Trío Essence y Togni Christopher. Y, en la siguiente, algunos de los personajes que pueblan el Circo Mágico, junto a la 'Estatua de dos cabezas'. / E. C.
Circo y magia. En esta página, el Trío Essence y Togni Christopher. Y, en la siguiente, algunos de los personajes que pueblan el Circo Mágico, junto a la 'Estatua de dos cabezas'. / E. C.

Tras arrasar en Madrid, el próximo fin de semana llega a Gijón un espectáculo para toda la familia con una treintena de los mejores artistas circenses del mundo

A. VILLACORTA

Aquellos que creen en la magia siempre la encuentran. Y, para ellos, el próximo fin de semana llega al Teatro de la Laboral el Circo Mágico, un espectáculo para toda la familia nunca antes visto en Asturias que llenará el coliseo gijonés de hadas, bufones, faunos y demás personajes imaginarios e imaginables de la mano de una treintena de artistas procedentes de las mejores escuelas circenses del mundo. Todo, con una impresionante puesta en escena, una increíble escenografía y un sorprendente vestuario que convertirá el teatro en un auténtico planetario plagado de astros y con una pista central habitada por seres de luz, elfos, unicornios y duendes. Ilusionismo en estado puro.

Todo está ya preparado para que la magia haga acto de presencia de la mano de Productores de Sonrisas, creadores de algunos de los espectáculos navideños más aclamados de los últimos años, que promete sorprender a los espectadores que se acerquen a la Laboral de una manera única y totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Una conjunción explosiva de circo y magia que es su apuesta más arriesgada en años. Y, de hecho, arrasaron en Madrid la pasada navidad, con críticas impecables y más de 150.000 visitas a un espacio misterioso que sumergirá a los espectadores en una historia contada por una narrador de excepción, El Árbol Mágico, un druida de más de cinco metros de altura tan interactivo como hiperrealista.

De su mano, pequeños y grandes bucearán en un universo onírico poblado de personajes fantásticos que se hacen visibles entre los seres humanos vulgares como usted y como yo para llenar el mundo de maravillas.

Entre bambalinas, el encargado de coordinar la producción es Suso Silva (Premio Nacional de Circo 2003), directo artístico de este gran espectáculo, que dirigirá a un elenco de artistas llegados de varios países, los mejores en sus disciplinas. Un crisol de lujo en el que destacan las acrobacias del Dúo Alansia, procedente de Ucrania y compuesto por la pareja formada por Oleksii y Anastassia Mishchenko, dos maestros en el aire que han desarrollado un nuevo concepto: 'Compartir el vuelo'. Habrá que verlo para creerlo.

Sus piruetas competirán con la agilidad y destreza del veronés Togni Christopher, integrante de una de las sagas circenses más famosas de Italia, la familia Togni, quien empezó a formarse a los doce años en la escuela de circo de Verona y especializado en el arte del 'Mano a Mano'.

Su espectacular número de equilibrios con una barra como testigo será el contrapunto perfecto para las risas, garantizadas por el dúo de clowns Cirque Belui, nacido en Madrid y con dos integrantes, Luis e Isabel, que, desde que se encontraron en 2009, cruzando sus caminos, no han parado de girar por circos, teatros y cabarés de Francia, Suiza, Holanda, Inglaterra y, cómo no, España.

Y, si de expresividad hablamos, nadie mejor que Ribet Matthieu, de la compañía de Jérôme Murat, del que dicen que es el mejor mimo del mundo, que en sus comienzos se dedicaba a crear y representar escenas de estatuas viajeras en las calles de París, donde se dio cuenta que la fascinación ejerce sobre el público y donde empieza a alumbrar su 'Estatua de dos cabezas', alzándose con reconocimientos como la Golden Wand de las Estrellas Mágicas de Montecarlo y la Mandrake d'Or.

Será una confrontación entre dos personalidades para dilucidar cuál de los dos rostros es el que manda. Un complejo diálogo sin palabras y casi inexpresivo que consigue mantener la atención de todo aquel que lo observa e incluso tomar partido en esa lucha.

Y de dos a tres, porque un consagrado trío de barra rusa son los Machusky, con una trayectoria de doce años plagados de éxitos mundiales -de Japón al Premio del Jurado 2012 en el Festival Golden Trick-, al igual que el Trío Essence, compuesto por tres magníficas acróbatas (Olha Shutiak, Elena Kosiuchenko y Larysa Semeniuk), galardonadas en campeonatos de toda Europa y en los Juegos Mundiales de Acrobacia.

Las danzas de un cuerpo de baile y el arte aéreo de la portuguesa Gloria Rodrigues terminan de completar esta aventura que no dejará indiferente a aquellos que creen en la magia. Seis funciones que recorrerán planetas y signos del zodiaco con un enfoque didáctico, que enseña a respetar las distintas culturas. Porque «en el Gran Libro de la Sabiduría todo está escrito, lo imposible será posible y todo aquello que seáis capaz de imaginar se hará realidad». Érase una vez la magia, del viernes 28 al domingo 30. Y luego, desaparecerá.

 

Fotos

Vídeos