Día de campaña en la pradera de San Isidro

Esperanza Aguirre, de chulapa en la pradera de San Isidro./
Esperanza Aguirre, de chulapa en la pradera de San Isidro.

Quince de mayo y campaña electoral, una combinación política perfecta para los candidatos autonómicos y municipales en Madrid, que han echado el resto entre rosquillas, chotis gallinejas y entresijos para pedir el voto

EFEmadrid

Candidatos de todos los partidos han trasladado sus mensajes de campaña a la pradera de San Isidro, donde han pedido al santo patrono de la ciudad, y no sólo a los votantes, que sus formaciones tengan más votos el 24M, que dé trabajo a los madrileños y, en el caso de la oposición, un cambio de color en las instituciones.

La más madrugadora en acudir a rendir homenaje al santo patrón y a beber agua de San Isidro ha sido la alcaldesa, Ana Botella, que este año ha pedido al santo "prosperidad para Madrid y para todos" y ha aclarado que a San Isidro no le pide deseos electorales, sino cosas "más intemporales".

Fiel a su costumbre, la candidata del PP a la Alcaldía, Esperanza Aguirre, ha acudido a la pradera vestida de chulapa -con un traje de color azul PP-, y tras animarse a cantar un chotis ha pedido a sus adversarios que estén "unidos", porque aunque hay mucho que debatir, "es mucho más lo que nos une que lo que nos separa". Y lo que une a todos, ha asegurado Aguirre, es crear empleo. "Unos pensamos que se hace por unas vías y otros por otras, pero la realidad es que todos queremos más empleo para los ciudadanos".

También ha acudido, pero bastante rato antes, la candidata del PP a la Comunidad, Cristina Cifuentes, ella sin traje de chulapa y con la intención de pedirle al santo patrón que "los madrileños elijan lo mejor para ellos" y que "nos vaya bien a todos". "Nos hará caso (San Isidro) a todos, por eso al final los que deciden son los madrileños", ha agregado, sin querer opinar sobre las encuestas, que sólo la animan a "trabajar más".

Antonio Miguel Carmona, candidato socialista a la Alcaldía, también se ha acercado a la pradera con la confianza -pese a las encuestas- de que el PSOE va a ser primera fuerza política en el Ayuntamiento y librará a los madrileños ("los verdaderos santos"), del PP, al que "han aguantado durante 26 años" llenando "de suciedad no solamente las calles, sino los despachos".

IU y UPyD

Los candidatos de la coalición Izquierda Unida-Los Verdes (IU-LV) a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid, Luis García Montero y Raquel López, han coincidido al expresar que las encuestas (que dejan a IU fuera del Ayuntamiento) sólo les refuerzan en su idea de que son "imprescindibles" para evitar que el PP siga gobernando.

David Ortega, candidato de UPyD a la Alcaldía, ha recordado en la pradera que su partido "se ha quedado casi sin dinero" por sus querellas contra la corrupción, entre ellas la de Bankia para ayudar a 60.000 estafados, y cree que "si San Isidro viera este ejemplo, le gustaría". Por su parte, Ramón Marcos, candidato magenta a la Comunidad, ha coincidido en pedir a San Isidro "un país decente, más solidario y que consigamos tener unos gobiernos que funcionen y unos buenos servicios públicos".

La candidata a la Alcaldía de la capital por Ahora Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado que su candidatura apuesta por una "democracia auténtica". Ciudadanos ha repartido 600 claveles naranjas entre los madrileños que desde primera hora de la mañana se han acercado a la pradera para homenajear a su patrón, al que la candidata al Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, ha pedido "empezar a cambiar Madrid".