Libertad para el alcalde y la técnico municipal detenidos en 'Púnica'

El juez les impone comparecencias mensuales y les imputa una ristra de delitos por un contrato con Cofely

MATEO BALÍNMadrid

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha dejado en libertad provisional a los dos últimos detenidos en la 'operación Púnica', el alcalde de la localidad madrileña de Moraleja de Enmedio, el popular Carlos Estrada, y la técnico municipal Teresa Martín. El instructor decretó esta medida después de tomarles declaración y rechazar los 50.000 euros de fianza que reclamaba la Fiscalía Anticorrupción.

más información

El regidor en funciones hasta este sábado, cuando cambiarán las corporaciones municipales, está imputado por los delitos de prevaricación, fraude, malversación, trafico de influencias y cohecho, mientras que la técnico lo está por los mismos ilícitos penales salvo el cohecho y el tráfico de influencias.

El juez investiga un contrato por más de tres millones de euros firmado por los imputados con la empresa Cofely en 2013, una de las sociedades implicadas en la trama. Se trata de unos servicios de eficacia energética. Los acusados, que son pareja sentimental, se encontraban de vacaciones en París cuando conocieron el registro del ayuntamiento el martes. Regresaron rápidamente a Madrid y fueron detenidos ayer por la Guardia Civil, según fuentes judiciales.