Las anécdotas de la visita de Pablo Casado a la Catedral de Oviedo

Las anécdotas de la visita de Pablo Casado a la Catedral de Oviedo
MARIO ROJAS

El dirigente del PP tuvo que hacer varios altos en el camino para saludar a los vecinos de la capital asturiana

SANDRA S. FERERÍA

El presidente del PP, Pablo Casado, ha visitado este mediodía la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo. Tras firmar el acuerdo con Foro, el dirigente, acompañado por la candidata a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada o la presidenta del partido Mercedes Fernández, entre otros populares asturianos, recorrió las calles del centro hasta llegar a la plaza de Alfonso II.

Por el camino, Casado hizo varias un alto para fotografiarse con transeúntes y con estatuas como la de El Viajero. Una de las anécdotas de la jornada la protagonizó un vecino ovetense que paró al dirigente popular en la calle San Francisco para que saludase a su madre vía móvil.

Además, ya en la plaza de la Catedral, el conocido cazafamosos asturiano Ander Azcárate aprovechó la visita de Casado para aumentar su álbum de fotos.

El deán Benito Gallego fue el encargado de recibir al candidato del PP a la presidencia del Gobierno a su llegada a la Catedral.