Barbón avisa a Ciudadanos de que entregar Oviedo al PP frenará los acuerdos en la Junta

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Adrián Barbón, ayer, tras la reunión de la ejecutiva. / MARIO ROJAS
El secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Adrián Barbón, ayer, tras la reunión de la ejecutiva. / MARIO ROJAS

El líder socialista deja claro al partido naranja que en la capital solo hay dos opciones posibles: dar la Alcaldía al PSOE o «regresar al gabinismo»

ANDRÉS SUÁREZOVIEDO.

Ciudadanos, y más en concreto su candidato autonómico y futuro portavoz parlamentario, Juan Vázquez, ha marcado en Asturias distancias con la línea de la dirección nacional al abrir la puerta a acuerdos con el PSOE en la Junta General, frente a la querencia de Albert Rivera y su equipo por los pactos con el PP. Pero ahora Vázquez y quienes le rodean ya saben que ese escenario de posible diálogo pasa por que su partido no entregue la Alcaldía de Oviedo al PP. El secretario general de la FSA y próximo presidente del Principado, Adrián Barbón, fue ayer muy claro al advertir de que la resolución del sudoku municipal, y singularmente lo que suceda en la capital, «influirá» sin lugar a dudas en el posterior escenario autonómico. Y dio a entender que, desde luego, no lo hará de forma positiva si a quien se otorgan las llaves es al popular Alfredo Canteli en lugar de al socialista Wenceslao López. La pelota, pues, queda botando en el tejado de Ciudadanos.

La maniobra de Barbón, que ayer reunió en Oviedo a la ejecutiva socialista, tiene trasfondo. El secretario general, que tiene asegurada la Presidencia del Principado con el apoyo de sus 20 escaños, mete presión a Ciudadanos para que su candidato local, Nacho Cuesta, convierta en alcalde a Wenceslao López. Si consigue el objetivo, el botín para el PSOE es goloso: se queda con el mando de la capital y, de paso, abre la puerta a posibles acuerdos con el partido naranja para la gobernabilidad de Asturias.

Más información

Pero, si Ciudadanos prefiere apoyar al PP, el PSOE también ve forma de sacar tajada. En este caso, esgrimiendo el discurso de que la formación naranja es una opción política claramente derechizada y situando a Juan Vázquez y su grupo en el mismo espectro ideológico que el PP, Foro e incluso Vox. Los socialistas buscarían así aglutinar la práctica totalidad del espacio político de centro-izquierda en la región.

El PSOE busca la Alcaldía de Oviedo; si no, situará a los naranjas como un partido derechizado

Barbón situó por tanto a Ciudadanos en la encrucijada. O respalda a López, un candidato «experto» que tendrá sintonía con los futuros gobiernos socialistas en Asturias y Madrid y cuya elección «sentará bien» a Oviedo, o se decanta por el PP y por Canteli y, en último término, por «volver al gabinismo», sus formas y sus políticas en la capital. «Solo contemplamos esas dos opciones», apostilló zanjando así, al menos a esta hora, una tercera vía que pasaría por que los votos del PSOE dieran la alcaldía al candidato del partido naranja. «Seamos serios», añadió el líder de la FSA para descartar esa posibilidad.

Barbón no se esforzó en disimular que en caso de que Ciudadanos se decante finalmente por el PP esa decisión tendría consecuencias en el plano autonómico, a la espera del reparto de puestos en la Mesa de la Junta -el órgano rector del Parlamento- y de las estrategias de gobernabilidad de la región. Esta última cuestión, la estabilidad de la comunidad, es una «prioridad fundamental» para el futuro presidente. De sus reflexiones de ayer se deduce que esa gobernabilidad se vería más factible junto a Podemos e IU, cuya posición es ahora débil tras sus batacazos electorales y por tanto su capacidad de presión sería menor, que junto a Vázquez y su grupo.

Toda la carne en el asador

Con todo, ese melón no se abrirá hasta después del sábado, cuando se constituyan los ayuntamientos y se cierre el ciclo municipal para pasar al autonómico. La FSA pondrá estos días toda la carne en el asador para aglutinar el mayor poder local posible. Barbón, junto al responsable interno de este área, Iván Fernández, y la secretaria de Organización, Gimena Llamedo, toman parte activa en el proceso decisorio. En caso de acuerdos de gobierno o de investir a alcaldes que no sean del PSOE, se consultará a la militancia.