La carta que IU ha remitido a Fade aplazando su reunión

La coalición ha aplazado 'sine die' la reunión prevista con la asociación de empresarios para abordar sus propuestas para el desarrollo económico de Asturias

«Estimado presidente, esta carta no es una mera misiva de cortesía, sino para lamentar la imposibilidad de mantener, en estos momentos, la reunión que todavía en días pasados habíamos acordado para el próximo día 17 de diciembre, y en la que pretendíamos abordar vuestro documento titulado '22 acciones ineludibles para el progreso de Asturias'.

El motivo de esta anulación, sine die, es vuestra reunión con representantes de Vox. IU Asturias rechaza la naturalización de una fuerza cuyos principios y objetivos son, en nuestra opinión, contrarios a los más importantes avances democráticos reconocidos y amparados en la Constitución de 1978, y el acervo legislativo posterior para garantizar la efectiva igualdad y justicia social. Tras una reflexión sobre las implicaciones de esa entrevista, hemos decido declinar la invitación a reunirnos.

Entendemos que cada entidad es libre para determinar los encuentros con quien crea oportuno, pero IU no puede colaborar a normalizar la acción política de una fuerza que, desde nuestro punto de vista, en las palabras y hechos de sus dirigentes, se aleja de un espíritu constitucional y democrático. Si bien el marco constitucional reconoce a las organizaciones empresariales como parte indispensable del mismo, entendemos que éstas no pueden ofrecer soporte socio-político a organizaciones que llevan, a nuestro juicio, propuestas que claramente socavan la convivencia democrática y, por tanto, entre ciudadanía.

Estamos seguros de que muchos de los socios de FADE no han visto con buenos ojos ese encuentro, tanto porque sus implicaciones políticas -hay que recordar que se trata de un partido extraparlamentario en Asturias y en todo el país salvo Andalucía- como porque excede de lo que debería ser una entidad orientada a la dinamización económica.

Estamos en un momento especialmente crítico en el que sólo la defensa clara de los valores democráticos e igualitarios puede garantizar la solidaridad que asegure la paz y la prosperidad para toda la ciudadanía, una defensa en la que no cabe la naturalización y normalización de propuestas que lo que pretenden es un recorte de los derechos y las libertades consagradas en nuestro marco jurídico.

Como te decía al inicio, anulamos la citada reunión, a la espera de una reflexión por vuestra parte sobre el deber de aislar a aquellos que no aceptan los valores democráticos consagrados en nuestro ordenamiento jurídico. Por ello, apelamos a vuestra responsabilidad y os pedimos que actuéis de acuerdo con vuestra función pública constitucional».

En contexto

 

Fotos

Vídeos