Llamazares: «Iré con los militantes de Asturias hasta donde quieran llegar»

Llamazares, ayer, en el inicio de la marcha contra los cierres de Alcoa que tuvo lugar en Avilés. / EFE
Llamazares, ayer, en el inicio de la marcha contra los cierres de Alcoa que tuvo lugar en Avilés. / EFE

La dirección federal planteará hoy la suspensión cautelar de militancia del diputado regional por su militancia en Actúa

D. FERNÁNDEZ GIJÓN.

Gaspar Llamazares estaba ayer «en capilla». Con esta popular expresión, nacida en la tradición estudiantil salmantina para referirse a la capilla de Santa Bárbara donde los estudiantes debían velar la noche antes de su examen de grado, el portavoz de IU en la Junta General se refería a la reunión de la Comisión Colegiada Federal que esta mañana tendrá lugar en Madrid y en la que, salvo sorpresa, la dirección nacional del partido propondrá la suspensión cautelar del diputado por su militancia en Actúa.

Gaspar Llamazares no da un paso atrás. Y menos aún cuando el viernes recibió el respaldo de los sectores críticos con la dirección federal que lidera Alberto Garzón, que son los que suman la mayoría de una ya de por sí frágil dirección regional. En ese encuentro, celebrado en Gijón, se decidió mantener el pulso a IU Federal y se acordó incluir a Gaspar Llamazares en las próximas listas autonómicas. No se habló de puestos, solo de formar parte de la candidatura. «Presentaremos en Asturias unas magníficas candidaturas para posibilitar un cambio», dijo ayer el portavoz regional y excoordinador federal de la coalición.

Con el respaldo de estos sectores, Llamazares volvió ayer a mostrar su «compromiso» con Izquierda Unida de Asturias. Es más, lanzó una advertencia a la dirección federal: «Iré con la militancia de Asturias hasta donde quieran llegar», dijo en Avilés, donde acudió para apoyar la marcha de trabajadores de Alcoa contra los cierres anunciados por la empresa de las plantas de Avilés y La Coruña.

Con esta frase, Gaspar Llamazares quiere trasladar de forma clara que desde Asturias no se aceptará la apertura de ningún expediente sancionador a Llamazares. Primero porque entienden que cualquier medida sancionadora debe ser resuelta aquí, puesto que Llamazares no está afiliado a IU federal, sino a Izquierda Unida de Asturias, que tiene entidad jurídica propia. Y en segundo lugar, porque no aceptarán «intromisiones de Madrid», como ayer afirmaba un miembro de la dirección regional de la coalición, a la hora de confeccionar las listas autonómicas. «Si quieren sancionarlo, que nos remitan el expediente. Luego ya veremos lo que hacemos», añadía.

La relación entre Llamazares y la dirección federal es tensa desde hace tiempo. Primero por las públicas críticas del primero al modelo de confluencias con Podemos que impulsó Alberto Garzón, a quien llegó a acusar de «diluir a IU» en la formación morada.

La gota que colmó el vaso de la paciencia del coordinador federal se produjo el pasado 15 de diciembre, en la presentación de Actúa, un nuevo partido impulsado por el propio Llamazares y el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. En aquel acto, el portavoz de IU en la Junta General insistió en su disponibilidad para ser candidato en Asturias a la vez que los dirigentes de Actúa anunciaban que este partido concurriría a las elecciones europeas.

«O con IU o con Actúa. En los dos sitios no se puede estar», dijo entonces Alberto Garzón, quien acusaba a Llamazares de militar en un partido que anuncia que competirá electoralmente con la coalición.

Polémicas grabaciones

También en diciembre, el 21, se hicieron públicas unas grabaciones de una reunión de Actúa del pasado verano en la que Llamazares se ofrecía para encabezar la lista de esta formación a las europeas y aprovechar la inestabilidad en IU de Asturias para «llevarnos» a la militancia.

Tras estas grabaciones, IU federal tomó la decisión de someter a votación de la Comisión Colegiada, que se celebrará hoy, la apertura de un expediente sancionador. Según pudo saber este diario, la idea de la dirección federal es la de, si tiene el respaldo de la Colegiada, trasladar el expediente a Asturias para que continúe con su tramitación. Además, se pedirá la suspensión cautelar de militancia de Gaspar Llamazares. Una maniobra que le inhabilitaría para ir en las listas de la coalición. La pelota quedaría entonces en el tejado de la dirección de Izquierda Unida de Asturias, donde los críticos con Alberto Garzón tienen una amplia mayoría.