Rivera avanza que habrá más fichajes como el de Valls para 2019

Albert Rivera. / Efe I EP

El presidente de Ciudadanos advierte a sus líderes territoriales que habrá más incorporaciones de este perfil y les pide «comprensión»

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

«Van a venir más independientes». El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha confirmado este sábado que la opción de que el ex primer ministro francés Manuel Valls concurra a los comicios municipales de Barcelona al frente de la lista liberal es solo una de las opciones que maneja para la próxima cita con las urnas. «No debemos tener miedo al talento, sólo a la mediocridad» y por eso «os pido que me ayudéis», ha reclamado en El Escorial ante el resto de la plana mayor de su formación.

Con la legislatura esfumándose, en la sede nacional de Ciudadanos engrasan ya la maquinaria electoral. La primera prueba son las municipales y autonómicas del próximo año y la formación liberal ha marcado en rojo esa cita con las urnas, que contempla como la oportunidad de gobernar y de arrebatar por primer vez poder territorial a PP y PSOE. Con ese objetivo Rivera ha reunido este fin de semana en la localidad de la sierra madrileña a su Ejecutiva y los 17 comités autonómicos en el primer encuentro nacional de Ciudadanos para perfilar la hoja de ruta a seguir de cara a 2019.

«Lo importante es ganar», ha insistido el líder centrista y para ello «hay que incorporar a gente buena» para «vencer al nacionalismo», jubilar el bipartidismo y demostrar que la «política chamán de los populistas» tampoco es la solución. Y su intención es hacer «todo lo posible« para que personas de esa naturaleza se incorporen a las candidaturas de Ciudadanos en los próximos ciclos electorales.

«La ciudadanía espera gente válida y competente que participe temporalmente en la política y dedique cuatro u ocho años a su tierra», así que «os pido que lo comprendáis y me ayudéis» ha remarcado Rivera, consciente de que estos fichajes pueden generar malestar entre sus líderes territoriales, y en una clara advertencia de que hay que mantener a toda costa la imagen de unidad frente al resto de formaciones.

Advertencia a sus líderes

En primera fila recibían el mensaje los portavoces en los ayuntamientos de Madrid y Valencia, Begoña Villacís y Fernando Giner, o el de la Asamblea madrileña Ignacio Aguado. Tres filas por detrás también escuchaba el aviso la portavoz municipal de Barcelona, Carina Mejías, quien ve su candidatura en el aire con la incoporación de Valls.

Sin duda un aspirante con la popularidad y el «talento» del ex jefe del Gobierno francés ayudaría a los naranjas a situarse en mejor posición en la ciudad condal. El pasado 21 de diciembre, Ciudadanos fue la fuerza más votada en la capital catalana con el 23,9% de los votos y 218.746 papeletas, por delante de Esquerra y Junts per Catalunya, a diferencia de 2015, cuando obtuvo el 17,7% y 155.361 sufragios.

Además, sería una buena opción para Ciudadanos e Inés Arrimadas frente al «tándem del desastre» formado por Ada Colau en Barcelona y el expresidente catalán Carles Puigdemont en la Generalitat.

Implantación territorial

El encuentro en El Escorial ha servido para exhibir públicamente «músculo» ante las críticas de los grandes partidos por la falta de estructura e implantación nacional de Ciudadanos. Según ha resaltado Rivera, la formación liberal cuenta ya con 160.000 inscritos, 30.000 afiliados y su extensión en el territorio nacional alcanza ya al 90% de la población.

Para el líder naranja, Ciudadanos tiene «estructura, músculo, liderazgo, equipo y ganas de cambiar las cosas», y por eso, a su modo de ver, está «preparado para gobernar» España. Prueba de ello son los logros que han conseguido en lo que va de legislatura: «bajada de impuestos, más permisos de paternidad, equiparación salarial de Policía y Guardia Civil, ayudas para las familias que quieran tener hijos… Pactamos para tener acuerdos que permitan a los españoles vivir mejor», ha ensalzado.

Más información

 

Fotos

Vídeos