«Que vuelvan todos los años»

Cristina y María suelen ir todos los años a la visitida de los Reyes a Oviedo con motivo de la entrega de los Premios Princesa y en esta ocasión también quisieron asistir al acto de Covadonga. /L. RAMOS
Cristina y María suelen ir todos los años a la visitida de los Reyes a Oviedo con motivo de la entrega de los Premios Princesa y en esta ocasión también quisieron asistir al acto de Covadonga. / L. RAMOS

Cientos de personas se dieron cita bajo un sol abrasador para saludar y manifestar su cariño a la princesa Leonor, la infanta Sofía y los Reyes de España

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

Estrechar la mano de la futura reina de España bien vale un madrugón y una larga espera bajo el sol. Es lo que pensaron las cientos de personas que este sábado se dieron cita en Covadonga para celebrar el Día de Asturias «de la mejor forma posible». Así, los Reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía se encontraron a su llegada al Real Sitio con un caluroso recibiento en el que no faltaron las banderas de Asturias y España ni los piropos para cada uno de los miembros de la Familia Real. Eran las nueve de la mañana cuando comenzaban a llegar los primeros autobuses cargados de personas que rápidamente fueron ocupando sitio para poder presenciar la visita en primera fila.

En uno de estos madrugadores grupos se encontraban las hermanas María Luisa y Carmen Rodríguez Rivas, llegadas desde Gijón. La primera aseveró que es una gran devota de la Santina y que, por eso, sube cada 8 de septiembre al Santuario. «Este año lo hago con más ganas e ilusión que nunca, pues es la primera vez que veo a la Familia Real de cerca y me parece todo un honor que sea en Asturias donde Leonor tenga su primer acto oficial como princesa», aseveró. Junto a ella, su hermana explicó que al residir fuera de Asturias llevaba varios años sin subir a Covadonga por el Día de Asturias, pero que en esta ocasión hizo un esfuerzo. «Venimos a demostrarles a los Reyes y a sus hijas que en el Principado les queremos», apuntó.

Pese a que inicialmente hubo cierta desilusión entre los asistentes porque porque tanto los Reyes como sus hijas fueron desde la Santa Cueva hasta la Basílica en coche y apenas se les pudo ver, el público decidió aguantar hasta el final de la misa. Entonces sí, la familia se dirigió al museo caminando y saludando cariñosamente a la gente. Entre el público estaban Cristina Camblor, de Cangas de Onís, y María Antonia Lorenzo, de Oviedo. Las dos jóvenes suelen acudir todos los años a ver a los Reyes en su visita a Oviedo con motivo de la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias y en esta ocasión tampoco quisieron faltar a la visita real a Covadonga. Ambas coinciden en que el madrugón de este sábado ha merecido la pena. «La princesa y la infanta son muy guapas y muy educadas. Estamos muy orgullosas de que eligiesen Asturias para hacer el primer acto oficial de Leonor. Que vuelvan cuando quieran. Nosotras estaremos esperándolas». En el mismo sentido se pronunciaron Marcos López y Nuria Robles, que fueron con sus hijos Alejandro y Álvaro desde Gijón. «Todos los años venimos a Covadonga con motivo del Día de Asturias, pero este año lo hacemos con más motivo». Esta familia llegó temprano por la mañana y pudo coger sitio en primera fila al lado del museo. Esto les permitió darle la mano a Leonor y a Letizia. Sobre Leonor han destacado su buen comportamiento y la paciencia que ha tenido de saludar a todo el mundo. «Que vengan todos los años», han dicho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos