Enésima decepción del Real Oviedo (2 - 1)

El Real Oviedo cae ante la Ponferradina y se mantiene colista de Segunda División. /César Sánchez
El Real Oviedo cae ante la Ponferradina y se mantiene colista de Segunda División. / César Sánchez

El Real Oviedo cae en Ponferrada después de adelantarse en el marcador

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo sigue sin reaccionar y cayó este mediodía 2-1 ante la Ponderradina, pese a haberse adelantado en el marcador. La revolución en el once de Javi Rozada no tuvo los efectos y pese a que Ortuño hizo su quinto gol, se encienden todas las alarmas para el equipo.

La alineación azul presentó notables sorpresas, con cinco cambios, algunos ya previsibles, vista la convocatoria, pero otras menos esperadas, como la suplencia de Sangalli o la titularidad de Borja Sánchez y Joselu. Entraron en el equipo Lucas, Carlos Hernández, Tejera, Joselu y Borja Sánchez.

2 Ponferradina

Manu García; Son, Russo, Noguera, Luis Valcarce (Maxi Villa, min.17); Óscar Sielva, Larrea, Nacho Gil (Pablo Valcarce, min.32), Isi; Kaxe (Asier Benito, min.66) y Yuri.

1 Real Oviedo

Champagne; Lucas, Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa; Lolo (Edu Cortina, min.77), Tejera; Joselu, Borja Sánchez (Sangalli, min.61), Saúl Berjón (Ibrahima, min.80); y Ortuño.

goles
0-1: min.55, Ortuño. 1-1: min.59, Yuri; 2-1: min.64, Pablo Valcarce.
Árbitro
Ávalos Barrera, del Comité Catalán. Mostró tarjetas amarillas a Mossa, Lolo y Tejera, por parte visitante, y, Manu García y Son de la Ponferradina.
incidencias
Más de un millar de oviedistas ocuparon el fondo sur del Toralín. Mañana soleada y terreno de juego en buenas condiciones. El Real Oviedo vistió de naranja.

El sistema también tuvo retoques, ya que Lolo se situó por delante de la defensa, con Tejera más avanzado y una línea de tres con Borja Sánchez por el centro y Joselu y Saúl Berjón a los costados.

Lo mejor del comienzo de los ovetenses fue que, por primera vez en mucho tiempo, el equipo no sufrió atrás. Eso ya era un punto de partida para un grupo que venía de padecer en defensa

El problema del equipo volvía a ser la creación de juego y ser capaz de tener el balón. En eso la mejoría no fue mucha. Alguna vez que se encontraban Borja y Saúl, pocas, y casi nada más.

Otra vez el equipo acababa abusando del juego en largo y no era el camino a la portería local. El partido no tenía ningún ritmo, y además tuvo numerosas interrupciones. La Ponferradina tuvo que hacer dos cambios por las lesiones de Luis Valcarce y Nacho Gil, en el primer tiempo y Kaxe se hizo una herida en la cabeza, por lo que jugó con un gorro de piscina.

Así las cosas a Champagne le bastó con salir bien en una ocasión a un balón largo sobre Yuri, mientras que Manu García tuvo atrapar un remate de cabeza de Joselu, a centro de Ortuño.

En los pocos minutos que se jugaba, todo sucedía en el centro del campo, sin la más mínima emoción para ninguna de las dos hinchadas.

El tedio que se apropiaba del espectáculo se rompió algo al final de la primera mitad. Una falta, por manos fuera del área del portero, la mandó Joselu a la barrera y el rechace, después de un buen regate, Saúl Berjón ajustado al palo, pero despejó Manu. En el tiempo añadido Carlos Hernández cabeceó alto un centro de Saúl Berjón.

El aburrimiento de la primera mitad no era una mala noticia para los azules, que estaban acostumbrados a emociones negativas. Todo quedaba para una segunda mitad que comenzó con un balón a la cruceta de Joselu tras un buen pase de Mossa.

Era una declaración de intenciones porque el partido entró en una dinámica de mucha más intensidad que hasta entonces. Los azules buscaron la portería contraria con más velocidad, y empezaron a llegar. Por fin apareció Lucas, que puso un par de buenos centros, aunque no encontró rematador. También tuvo la suya en el inicio la 'Ponfe', pero Larrea no acertó a rematar.

Después de dos avisos por la derecha, el conjunto azul hizo daño por la izquierda. Borja Sánchez, que no estaba entrando mucho en juego, puso un balón medido a la cabeza de Ortuño, que no perdonó para hacer su quinta diana de la temporada.

La alegría duró poco para los de Rozada, que vieron como con un balón a la espalda de la defensa la aprovechó Yuri para batir por alto a Champagne, que iniciaba la salida. El gol fue un jarro de agua fría que acabó por ser helador cuando, cinco minutos después, Pablo Valcarce hacía el segundo gol en un nuevo error defensivo.

El equipo volvía a condenarse por errores defensivos y por no poner pausa en el centro del campo tras haberse adelantado en el marcador. Rozada dio entrada a Sangalli por Borja Sánchez y el equipo volvió a reaccionar, pero no acababa de generar ocasiones.

Más Real Oviedo