El final se le atraganta al Oviedo

El final se le atraganta al Oviedo

Otro gol en el minuto noventa deja a los azules sin la victoria

Ramón Julio García
RAMÓN JULIO GARCÍAOviedo

El Real Oviedo volvió a dejar escapar dos puntos del Carlos Tartiere en los minutos finales. En esta ocasión el equipo pagó caro no haber cerrado un partido en el que tuvo muchas ocasiones, pero se encontró con un acertado Dani Barrio. Se adelantaron los ovetense con un nuevo gol de Bárcenas, pero luego no acertaron a sentenciar.

Rozada optó por el mismo dibujo de Tenerife, pero con tres cambios en el once, ya que entraron Lolo, Saúl Berjón y Joselu, por Edu Cortina, Omar Ramos y Borja Sánchez. No obstante, a medida que avanzó el partido el sistema fue más un 4-4-2, con Joselu como segundo delantero.

Tras unos minutos iniciales en los que el Numancia parecía mejor plantado en el campo, los locales comenzaron a mandar en el partido, otra vez comandados por Saúl Berjón que llegó bien por la izquierda y sacó un par de buenos centros.

1 Real Oviedo

Champagne; Sangalli, Carlos Hernández, Christian Fernández, Mossa; Lolo (Jimmy, min.58), Tejera; Bárcenas, Joselu (Borja Sánchez, min.58), Saúl Berjón; y Ortuño (Ibra, min.89).

1 Numancia

Dani Barrio; Calero, Derik, Carlos Gutiérrez, Héctor Hernández (Sola, min.4); Escassi, Gus Ledes; Noguera (Higinio, min.74), Marc Mateu, Moha (Alain, min.65); y Zlatanovic.

Goles:
1-0: min.16,: Bárcenas. 1-1: min.90, Carlos Gutiérrez.
Árbitro:
Trujillo Suárez, del Comité Canario. Mostró tarjetas amarillas a Bárcenas yTejera, por parte de los locales y a los visitantes a Gutiérrez y Alain.
Incidencias:
tarde agradable, 18º al inicio del encuentro. Terreno de juego en malas condiciones. Saúl Berjón y Marc Mateu fueron los capitanes. El descarte azul fue Edu Cortina.

Las primeras ocasiones llegaron en saques de esquina, en uno de los cuales el árbitro consultó el VAR por una posible mano, que al final no señaló.

Cumplido el cuarto de hora, Saúl Berjón puso un balón al primer palo, donde no llegó Joselu, pero si lo hizo Bárcenas, que solo tuvo que empujar a la red para adelantar a los suyos y poner el partido de cara.

Los azules fueron capaces de hacerse con el centro del campo, donde los sorianos querían acumular jugadores, Tejera se multiplicaba en la presión y Lolo, algo más retrasado, impedían a los de Carrión avanzar hacia la portería de Champagne.

En la derecha Sangalli se asoció bien con Bárcenas, que se iba más hacia el centro y así el equipo rondaba el área del exoviedista Dani Barrio.

El Numancia dio un buen susto cuando tras un saque de esquina hubo varios remates en el área, uno a gol, pero el árbitro anuló la jugada porque el balón había salido antes. El partido era más de ida y vuelta de lo que interesaba a los de Rozada, que carecieron de la pausa necesaria para dejar correr el reloj, con el marcador a favor.

En los minutos finales de la primera mitad, los ovetenses volvieron a tomar el control del partido lo que les permitió, primero no tener que defender tan atrás, y después volver a asomarse a la portería soriana. Ortuño tuvo una buena ocasión en otro centro de Saúl Berjón, pero Dani Barrio llegó para meter la mano y mandar el balón a saque de esquina. El descanso llegó con el juego más cerca de la portería visitante, aunque la última acción fue una falta al área de los locales.

El conjunto azul volvió a mostrar una versión sólida atrás, donde los centrales volvieron a solventar cuantas situaciones de peligro se le presentaron. El triunfo del pasado miércoles se demostró como balsámico para la situación del equipo, que cerró la primera mitad con ventaja en el marcador y las mejores ocasiones de gol.

En la segunda mitad, los azules salieron a atascar el partido y buscar sorprender a la contra. Los visitantes lo intentaban, pero abusando de los balones largos y eso daba ventaja a la defensa para despejar una y otra vez.

Más Real Oviedo

Rozada buscó tener más el balón antes de cumplirse la hora, dando entrada a Jimmy por Lolo en el centro del campo y a Borja Sánchez por Joselu, en la mediapunta.

El partido seguía estando de cara para los ovetenses que tuvieron una clara oportunidad para aumentar la ventaja con sendos remates de Tejera, a los que respondió con intervenciones providenciales Dani Barrio.

Sin embargo, en una buena contra pudo llegar la igualada, pero Noguera remató a las manos de Champagne un remate a bocajarro.

Saúl Berjón seguía haciendo daño una y otra vez por la izquieda, pero sus centros no acababan de llegar a Ortuño y el que le llegó, no fue capaz de controlarlo en el segundo palo.

El Numancia dio un paso adelante y eso hizo que el partido nuevamente se rompiera y caminara hacia unos derroteros que no le interesaba a los de Rozada. Faltaba un cuarto de hora y todo estaba abierto. Tejera pudo cerrarlo, pero se volvió a encontrar con Dani Barrio, que le dio la tarde y rechazó su tercer disparo con una gran intervención a la cepa del poste.

A base de perdonar las ocasiones que tuvo, el Oviedo le dio vida al Numancia que tuvo una clara oportunidad para empatar en un disparo que Champagne despejó en una muy buena intervención.

Cuando se había cumplido el tiempo reglamentario, el Numancia empató con un saque de banda al área, que tras varios rechaces le cayó a los pies de Carlos Gutiérrez, que mandó al fondo de la red. El Oviedo pagó haber perdonado y volvió a ver como se escapaban dos puntos en los minutos finales.