https://static.elcomercio.es/www/menu/img/rutas-senderismo-por-asturias-desktop.jpg
Ruta por Cangas del Narcea

El bosque de Muniellos

El frondoso bosque de Muniellos, visto durante un tramo del recorrido/ J. L. Cereijido
El frondoso bosque de Muniellos, visto durante un tramo del recorrido / J. L. Cereijido

Declarado Parque Natural y Reserva Biológica, se necesita un permiso para recorrerlo, con salida desde la casa del guarda en Tablizas

DANI BUSTO

Itinerario circular

Tablizas - Valle de la Degollada – Fuenculebrera – Las Tres Cruces (1.238 m.) – Laguna de la Isla (1.313 m.) – Laguna Fonda y Laguna Grande (1.460 m.) – Laguna de la Isla – Las Tres Cruces – Valle del Río de Tablizas o Valle de Piélago

Descripción de la ruta

El bosque de Muniellos es un área declarada Parque Natural y Reserva Biológica. Varias especies, tanto de flora como de fauna que se encuentran en él corren peligro de extinción, e incluso algunas de ellas tan solo se localizan en este bosque.

Por tanto, para visitarlo y realizar esta excursión es necesario solicitar un permiso en la sede de la Agencia de Medioambiente del Principado.

Petición de permiso para la visita

Además, aunque se trata de una ruta muy popular, su dificultad es media, por lo que se requiere cierta preparación física y también de la ropa adecuada para completarla sin contratiempos.

MIDE el bosque de Muniellos

Duración:
6h. 30'.
Desnivel de subida:
900 metros.
Desnivel de bajada:
900 metros.
Distancia horizontal:
19 kilómetros.
Tipo de recorrido:
circular.
Dificultad en el desplazamiento:
media.

Desde Oviedo, el acceso se toma en dirección a Cangas del Narcea. desde aquí se seguirá por la carretera del puerto de Rañadoiro, hasta la Venta. Ahí se toma la carretera del puerto Connio hasta Moal. Una pista forestal de cuatro kilómetros conduce hasta la casa del guarda, en Tablizas. Ahí se estaciona el vehículo.

Una vez en Tablizas, existe un recorrido señalizado y con una senda marcada que lleva hasta Las Lagunas. El recorrido completo, circular, es de diecinueve kilómetros, y completarlo puede llevar un tiempo cercano a las seis horas y media. (También existe un camino adaptado para personas con movilidad reducida, con una distancia de 1,2 kilómetros entre ida y vuelta).

Un 'cortín' que ayuda a proteger las colmenas del oso pardo.
Un 'cortín' que ayuda a proteger las colmenas del oso pardo. / J. J. Guillén

Para el recorrido circular, se tomará la senda de la derecha de la casa. Tras cruzar una arboleda se llega a un estrecho valle llamado Fuenculebra, pero poco antes de llegar a este punto, hay un pequeño tramo rocoso en el que se instalaron unas cuerdas para asegurar el paso.

El camino continúa mientras se gana altura por la senda. Varios kilómetros más adelante se encuentra un pequeño cerro, y más arriba, las Lagunas. Durante todo este recorrido se encuentran variedades de roble, avellanos, arces, acebos, hayas y abedules.

La diversidad de especies de árboles abunda en Muniellos
La diversidad de especies de árboles abunda en Muniellos / J. J. Guillén

Después de avanzar durante nueve kilómetros, y antes de llegar a Las Lagunas, a un kilómetro de ellas, aparece un camino que tira hacia la izquierda, que servirá después para regresar (el paso de Tres Cruces).

De momento se continúa recto y se llega a la primera laguna (Laguna de la Isla). La segunda de ellas (Laguna Fonda) se encuentra algo más arriba, aunque ya no hay indicaciones por este camino, que puede tener algunos tramos un tanto complicados de cruzar.

Se deja la Laguna Fonda a mano derecha y aparece una senda que llevará hasta la Laguna Grande. Aquí hay un pequeño paso que puede resultar complicado para algunos excursionistas.

Uno de los riachuelos que se cruzan durante la excursión.
Uno de los riachuelos que se cruzan durante la excursión. / E. C.

Para iniciar el descenso se volverá al camino antes citado, en el paso de Tres Cruces, que ahora queda a mano derecha. Quedarán menos de siete kilómetros para finalizar. Se baja por el cauce del arroyo de La Candanosa, y al final de esta bajada se llega a un valle que sigue el río Muniellos. El recorrido se vuelve más llano, con una senda más ancha, y se llega finalmente a Tablizas.