El Gobierno quiere equiparar las armas de juguete a los rifles de caza mayor

El Gobierno quiere equiparar las armas de juguete a los rifles de caza mayor
EFE

Los cazadores y los armeros reclaman la retirada del proyecto de reforma de la ley que regula la tenencia y guarda de todas las armas / Denuncian que el texto responde a la política del Gobierno «contraria y prohibicionista» de la actividad cinegética

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

Si tiene en casa un arma de juguete, impulsada por muelle, gas o eléctrica, una carabina de aire comprimido o una trazadora de paintball, tendrá un contratiempo. El proyecto de reforma del Reglamento de Armas elaborado por el Gobierno equipara la tenencia de estas armas a un rifle de caza mayor. Desde el sector armero, pasando por los vendedores, los tiradores deportivos y los cazadores solicitan al Ejecutivo la retirada de este borrador, elaborado «sin tener en cuenta nuestras opiniones», a los que se les responsabiliza hasta las últimas consecuencias de la guarda de sus armas o incluso ilegaliza parte de ellas.

Noticias relacionadas

Con este texto «llegamos a lo absurdo», ha explicado Marta Gómez, generente de la Asociación Armera (AA). Y es que para poseer una simple pistola o fusil de juguete, que lanza bolas de plástico, un fusil de pesca submarina, un arco o un cuchillo de monte, habría que tener la consiguiente tarjeta de la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil. Con el texto elaborado por el Ministerio del Interior, si por una casualidad sufre un robo particular en el domicilio y no puede acreditar que estas armas de juguete estaba a buen recaudo «con las medidas de seguridad oportunas» -no se habla de guardarlas en un armero- podría ser denunciado y sancionado.

Participantes en un torneo de airsoft.
Participantes en un torneo de airsoft. / M. Atrio

«En ese caso tiene un problema, porque estos modelos pasan a estar en el Registro Nacional de Armas, junto a las armas que necesitan y cuyo control es necesario. En el momento de que se te pierde o te la roban se ha producido una omisión, insuficiencia o ineficacia en las medidas de seguridad obligatorias de guarda, dado que en el texto se fijan una obligaciones«, ha añadido Gómez. Otra cosa es que quiera desahacerse del arma o venderla, lo que solo se podría hacer con otra persona con tarjeta de armas y documentala. Para tirarla habría que hacer entrega del 'juguete' en la Intervención de Armas del instituto armado.

Contra la caza

Sin embargo, la polémica sobre reforma del Reglamento de Armas es más profunda. El texto modifica lo recogido para las armas semiautomáticas, tipos de cargadores -lo que afecta también a los coleccionistas-, requisitos de los armeros para guardar las armas y la munición, del personal dedicado a la venta y fabricación, entre otros requisitos y transporte de las mismas hasta polígonos de tiro o cotos de caza.

La Real Federación Española de Caza (RFEC), la Real Federación Española de Tiro Olímpico (Rfedeto), la Federación Sectorial Española de Armas y Municiones (FSA) y la AA iniciaron dos años atrás los contactos con la Intervención General de Armas de la Guardia Civil para concretar los términos de la reforma legal. Sin embargo, según Ángel López Maraver, presidente de RFEC, con la llegada del Gobierno socialista el pasado mes de junio se suspendieron las reuniones, hasta que el pasado mes de enero en la página web de la Guardia Civil encontraron el texto de proyecto de reforma.

«La Guardia Civil es un mero instrumento del Gobierno», ha asegurado López Maraver, al que reclama la retirada del texto, porque «nos ha traicionado. Ha engañado al sector y a los usuarios de armas en España». «Los cazadores somos plenamente conscientes de la importancia de la seguridad ciudadana. Pero recordemos que el porcentaje de armas de caza implicadas en delitos en mínimo, y aún menor en casos de terrorismo», ha destacado.

Según representante de la Federación de Caza, «conocemos la posición del Gobierno, del Ministerio de Transición Ecológica, del Ministerio de Cultura o del Ministerio del Interior, donde sus máximos dirigentes se han declarado animalistas, contrarios a la actividad cinegética e incluso prohibicionistas con la actividad». De esta manera, López Maraver ha denunciado que «este es un mecanismo más de Ferraz para intentar coartar las libertades de todos los que practicamos la actividad cinegética».

A. Fernández

Por su parte, el secretario general del FSA, Pedro Morrás, ha manifestado el «enorme éxito» que está suponiendo la presentación «masiva» de alegaciones contra este borrador por parte de armeros, cazadores y tiradores deportivos. «Un texto que endurece injustificadamente el régimen de tenencia y custodia de todo tipo de armas, incluidos juguetes que disparan bolas de plástico, e impone duras sanciones en caso de pérdida o sustracción sin haberse producido incumplimiento alguno».

«Interior no ha hecho un estudio serio del impacto social y económico que esta norma va a provocar y su implantación es algo simplemente imposible de llevar a cabo», han insistido los representantes de los colectivos afectados, avanzando que ya se están realizando reuniones con los grupos políticos para conocer si apoyan su postura.