El drama del montañero que participó en un rescate y hoy no pueden repatriar

El montañero Jesús Gutiérrez/
El montañero Jesús Gutiérrez

«Nadie se hace cargo y la vida de Jesús Gutiérrez está en peligro»

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El alpinista español Jesús Gutiérrez Rey, que cayó hace más de una semana a una laguna del cerro Fitz Roy, en Argentina, mientras intentaba salvar a dos escaladores brasileños, continúa internado en un hospital de la Patagonia argentina, está «estable» y «mejorando».

Jesús, conocido como 'Susi', de 45 años, «se accidentó al caer de unos 20 metros a la Laguna de los Tres a las 4 de la madrugada» y fue atendido en un puesto sanitario y derivado al hospital con «con golpes y fracturas que requerían una intervención quirúrgica, aunque sin riesgo de vida».

Esta semana, la Federación de Montaña de Castilla-La Mancha ha pedido auxilio al Gobierno español para repatriar a Gutiérrez Rey.

El presidente de la Federación, Carlos Ortega, reveló que están muy preocupados el estado de salud del montañero, quien «presenta fracturas costales, con cuatro costillas rotas, líquido en los pulmones, hematomas en las piernas y fracturas de codo, clavícula, tibia y peroné».

Gutiérrez Rey formaba parte, junto al conquense Pedro Cifuentes, de un grupo de rescate internacional formado por 19 personas que salieron en busca de escaladores desaparecidos (que ya han sido dado por muertos) en el Fitz Roy.

Ortega expresó este martes su preocupación por el tobillo de Gutiérrez Rey y sostuvo que «podría ser recuperable» si se interviene en España porque, según él, en el centro médico donde se encuentra no cuentan con el material disponible para «grandes operaciones».

«Se necesita un avión medicalizado», ha manifestado Ortega, quien ha avanzado que la familia ha iniciado una colecta para «sufragar los gastos y traerlo de vuelta a casa».

El seguro de la Federación Madrileña de Montaña cubre un máximo de 20.000 euros de gastos médicos en caso de accidente y que esa cantidad ya está a punto de agotarse en la clínica de Calafate, situada a más de 3.000 kilómetros de Buenos Aires. «Allí no tienen ni medios, ni material quirúrgico y es imposible trasladarle en ambulancia debido al estado de las carreteras».

La familia ha habilitado un número de cuenta en la web susi.mundocreativo.com, de manera que todos aquellos que quieran colaborar con esta causa puedan hacer su donativo.

«Está estable, bien, lúcido. De signos vitales está bien, obvio. Está mejorando día a día», afirman desde del área de enfermería del Hospital de Alta Complejidad El Calafate.

«Le he dicho a Susi que tiene que ser fuerte. Cuando le sacamos de la laguna, le dije que le llevaría a casa. Pero no esperaba que la burocracia me lo impidiera. ¡Nadie se hace cargo de él desde España y su vida corre peligro!». El conquense Pedro Cifuentes, montañero profesional y bombero del Ayuntamiento de Madrid, no se separa de Jesús Gutiérrez Rey, Susi, y se queja amargamente del trato que su amigo está recibiendo desde su país.

Susi no puede moverse de la cama del hospital debido a sus graves lesiones. Pedro le da de comer, le asea y hasta tiene que ayudarle cuando Jesús hace sus necesidades.

A Susi le han fijado ese tobillo con unos hierros. «El tobillo no tiene reconstrucción; Susi se va a quedar cojo, pero necesita una operación para sacarle los huesecitos rotos que tiene dentro», explica su amigo. Además, el alpinista accidentado, que tiene contratado su seguro a través de la Federación Madrileña de Montañismo, sufre una luxación de hombro y otra de clavícula, ambas en su lado izquierdo.

La respuesta de Mapfre

Desde la aseguradora Mapfre, una portavoz oficial afirma que la empresa «está haciendo todo lo que está recogido en su póliza [pero declina facilitar el contenido por la ley de protección de datos]. Además, Mapfre está en conversaciones continuas y fluidas con la familia y con el centro médico» donde el alpinista está ingresado. «Se está cubriendo rescate, asistencia sanitaria y, cuando se pueda, el traslado del accidentado», añaden desde la aseguradora. «Que quede claro que se está haciendo todo lo que se puede. Estamos verdaderamente preocupados por este tema, volcados en darle solución», recalca la fuente autorizada.

«Entendemos que la solución será la que digan los médicos del centro hospitalario. El último informe que tiene Mapfre describe el estado de esta persona, pero no recomienda el traslado», explican desde la aseguradora. «Desde luego, no está en un estado en el que se le pueda trasladar en un avión comercial; en el caso de tener que producirse, debería ser en un avión medicalizado. Y eso está a expensas de los informes de los médicos que están atendiendo al alpinista en Argentina», afirma la portavoz de Mapfre.

«Cuando vas a la montaña con tu seguro de la federación, crees que vas cubierto. Pero luego te llevas estas desagradables sorpresas», se lamenta Pedro mientras espera una mano amiga para que Susi pueda volver a España. «Hablamos de la vida de una persona, no de la pata de una mesa», sentencia.