Detenido un rumano en Ciudad Real por haber matado a un compatriota con un bate de béisbol

Foto cedida por la Guardia Civil del momento de la detención del presunto asesino./
Foto cedida por la Guardia Civil del momento de la detención del presunto asesino.

Se ocultaba en un pueblo manchego trabajando como pastor

J.V. MUÑOZ-LACUNACiudad Real

La Guardia Civil ha detenido en Manzanares (Ciudad Real) a un ciudadano rumano de 29 años que en 2011 mató a golpes a un compatriota en su país de origen utilizando un bate de béisbol. El detenido, cuya identidad se corresponde con las iniciales S.I.V., acabó con la vida de este hombre por venganza. Los hechos ocurrieron tras una pelea entre la víctima y un familiar del detenido. Éste accedió al domicilio de la víctima junto con otra persona y entre los dos le golpearon con el bate hasta que murió.

Desde entonces era buscado por las autoridades rumanas por un delito de asesinato. El ahora detenido huyó a España y buscó amparo en la comunidad rumana de Manzanares donde comenzó a trabajar como pastor de un ganadero de este municipio.

Escondido en fincas aisladas

La policía rumana sospechó hace tiempo de que el asesino se ocultaba en España. Por ello, la Agregaduría del Ministerio del Interior de la Embajada de Rumanía en España y el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil pusieron en marcha la operación <<Voicu>>.

Ésta ha desembocado en la localización del súbdito rumano fugado en una finca donde llevaba meses trabajando como pastor. El detenido, conocedor de que en su país estaba siendo buscado, solicitó a los ganaderos que lo contrataron que le trasladaran a una finca alejada de Manzanares y de cualquier otro núcleo de población en la comarca de La Mancha con el objetivo de pasar inadvertido y ser visto por pocas personas.

Tras su arresto, ha pasado a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional que ha decretado su ingreso en prisión a la espera de su extradición a Rumanía.