Muere una niña de cinco años tras atragantarse cuando comía frutos secos

Hosiptal Materno Infantil de Badajoz, donde murió la niña de cinco años. /HOY
Hosiptal Materno Infantil de Badajoz, donde murió la niña de cinco años. / HOY

El trágico suceso recuerda al vivido en Gijón la pasada Nochevieja cuando un pequeño de tres años falleció cuando comía uvas

E. F. V. / E. C.

Una niña de cinco años murió este lunes por la tarde tras sufir un atragantamiento en un parque de Mérida, Badajoz. Según el diario HOY, la pequeña se atragantó cuando comía frutos secos.

La niña fue trasladada desde Mérida hasta el Hospital Materno Infantil de Badajoz, donde falleció a causa de «una parada cardiocirculatoria secundaria a insuficiencia respiratoria, provocada probablemente por la presencia de un cuerpo extraño en las vías respiratorias», como explica el Servicio Extremeño de Salud (SES).

El terrible suceso recuerda al ocurrido la pasada Nochevieja en Gijón, cuando un niño de apenas tres años fallecía al atragantarse con una uva. No fue el único caso que tuvo que se produjo recientemente en Asturias. En marzo de 2013, una niña de tan solo 18 meses fallecía atragantada por una palomita en Ibias después de que fuera dada de alta en Hospital Universitario Central de Asturias.

Más suerte corrió un niño gijonés de diez años que el pasado 8 de mayo se quedó sin respiración tras atascarse una palomita en su garganta cuando se encontraba en el cine con su madre en La Calzada. Fue esta quien, tras aplicarle la maniobra de Heimlich, le salvó la vida.