https://static.elcomercio.es/www/menu/img/tecnologia-asturias-innova-desktop.jpg

«Estamos trabajando en una máquina para imprimir alimentos con probióticos»

Mariel Díaz/CAROLINA SANTOS
Mariel Díaz / CAROLINA SANTOS

Mariel Díaz, directora de Triditive, figura entre las mejores emprendedoras en 3D menor de 30 años

Elena Rodríguez
ELENA RODRÍGUEZGijón

Dicen quienes la mejor conocen que es un ejemplo claro de una mujer hecha a sí misma. Mariel Díaz Castro (Jagua de Ibirico, Colombia, 1990) llegó a Gijón para cursar el último año de Ingeniería Industrial que había empezado en su país. Fue el inicio de una trayectoria que le llevó a crear Triditive, a ser considerada una de las mejores emprendedoras en impresión 3D menor de 30 años, a formar parte del comité de expertos de la Comisión Europea para proyectos Horizon 2020 y a ser elegida por Secot Mujer Emprendedora Excelente.

–¿Cómo llegó a Asturias?

–Era la única universidad con la que la mía (la Distrital de Colombia) tenía acuerdo de intercambio de estudiantes. Siempre he sido una persona muy curiosa y vi muchas facilidades para acceder a tecnología, aunque se diga lo contrario. Empecé a trabajar en maquinaria con el profesor Ramón Rubio, que nos animó a emprender. Después, cursé Ingeniería Mecánica y en la carrera abrí Triditive con el apoyo de la Universidad. Al graduarme, empecé con la empresa como tal y, con mi socio, José Antonio Fernández, integramos a más personas.

–¿Por qué este campo?

–José Antonio, que vivía fuera, trajo una de las primeras impresoras de 3D de escritorio y quedé impresionada. Estaba convencida de que era una revolución. Me enamoré de la tecnología y empecé a estudiar para ver cómo podía aportar una mejor tecnología más rápida. Cuando creamos la empresa, ya teníamos clientes que habían testado lo que habíamos desarrollado en la Universidad.

–¿Emprender es duro?

–Lo es. Me gusta mucho una frase de Elon Musk, el creador de Tesla, que dice que 'emprender es masticar una botella de cristal con los ojos enrojecidos y tirarse al abismo'. Emprender es sacrificar tu vida social y sentimental. Afortunadamente, hemos tenido un apoyo excepcional del Idepa, el CEEI y la Universidad. Hay que ser perseverante. No puede pasar un día sin que pelees por sacar tu empresa adelante.

–Es una tecnología que llega hasta el sector de la alimentación.

–Sí, con El hórreo, estamos desarrollando una máquina para imprimir alimentos, pero microencapsulados con probióticos y personalizados.

–¿Qué hacer frente a Asia?

–Nos come mucho mercado. Europa, si quiere ser competitiva, tiene que apostar por métodos de fabricación avanzada e invertir en formación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos