«Mi marido dice que le asusto como madre al ser transexual»

Miriam Ruiz, a la salida de los juzgados de Oviedo. /  HUGO ÁLVAREZ
Miriam Ruiz, a la salida de los juzgados de Oviedo. / HUGO ÁLVAREZ

La asturiana que acusa a su pareja de huir con sus bebés desde noviembre lamenta que la Fiscalía «no apoye la adopción porque cree que ya no tienen apego conmigo»

CHELO TUYA OVIEDO.

Salió noqueada. «Ha sido muy duro. La primera vez que le veo desde que huyó con nuestros bebés, el 30 de noviembre pasado, y ni una palabra sobre dónde están nuestros hijos y cómo se encuentran. No hay dolor mayor». O sí, porque Miriam Ruiz, la joven asturiana que acusa a su marido, el también asturiano J. Z. C., de desaparecer del hogar familiar en Alemania con los bebés de ambos, tuvo que escuchar ayer cómo él argumentaba ante la juez que «le asusto como madre por ser una mujer transgénero».

Tenían ambos cita en el Juzgado de Primera Instancia número 9 de Oviedo. Nada relativo a la denuncia de «secuestro parental» que ella ha realizado a través de los medios de comunicación. La cita era para adoptar a sus bebés. Un proceso obligatorio ya que España no reconoce la maternidad subrogada, que fue la fórmula elegida por Miriam y su marido para tener familia, «al ser una mujer transgénero». Amigos de la infancia, ambos se casaron en 2016. En mayo del año siguiente nacieron Aiden y Skye, los gemelos gestados por una mujer ucraniana mediante fertilización in vitro con aporte genético del asturiano.

«En octubre vinimos a Asturias a que las familias conocieran a los bebés y, también, a iniciar el proceso de adopción. Ante notario él certificó que yo era, como aparezco en el certificado de Ucrania, la madre de los niños. Además, decía que soy una buena madre». Nada de eso se escuchó ayer. «Ha hecho un discurso tránsfobo, de descalificarme como madre por mi condición», aunque no ha iniciado el proceso de divorcio. «Y eso pese a que ha presentado a la niñera, con la que se fugó de Alemania, como su nueva pareja».

Miriam Ruiz lamenta que «la Fiscalía dice que no apoya la adopción porque cree que, como llevan cuatro meses sin verme, ya no tienen apego conmigo. Eso es una barbaridad. Esos bebés son mis hijos, iniciamos el proceso porque yo quería ser madre, los crié seis meses y si no los veo desde noviembre es porque mi marido los ha secuestrado». El caso quedó visto para sentencia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos