El Comercio

Pedaladas solidarias en Guimarán

Un participante en la marcha solidaria toma un culín de sidra en el arroyo de Los Llorales.
Un participante en la marcha solidaria toma un culín de sidra en el arroyo de Los Llorales. / WATERMAN
  • Más de trescientos ciclistas animan la previa del día grande en honor a la Virgen de los Remedios

Más de trescientas personas dispuestas a echar una mano a través del deporte. Y, también, a pasarlo bien. La cuarta edición de la marcha solidaria en el Monte Areo fue todo un éxito. En un ambiente festivo, los participantes cubrieron el recorrido por senderos y, asimismo, disfrutaron del culín de sidra con el que la organización les premiaba en la subida del arroyo de los Llorales, «la cuesta más difícil del trazado» donde además sonaba la música de gaita.

Aunque todavía es pronto para conocer en concreto la recaudación, se estima que rondará los seis mil euros; cantidad que irá íntegramente a la asociación Galbán (de familias de niños con cáncer en el Principado) y al Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, en Valencia. La cita estuvo organizada por la Escuela de Ciclismo de Carreño y la asociación de festejos El Pegoyu, coordinados por el colectivo deportivo-solidario Monte Areo y dentro del programa de festejos por la Virgen de los Remedios, que prosiguen hoy en Guimarán. A mediodía, la banda de gaitas Noega y la de Candás abrirán el día grande con un pasacalles ante del recibimiento de los peregrinos en la iglesia para después caminar hasta el santuario de Nuestra Señora de los Remedios.

No faltará la ofrenda del ramo a la Virgen, realizada por el grupo de baile La Folixa, antes de la misa de campaña. Está prevista, también, una gran descarga de voladores, a cargo de Pirotecnia Morís. Por la tarde, concurso de destreza con el tractor a partir de las cinco y media.