El Comercio

El PSOE defiende su compromiso con el PGOU de Perlora y Carrió en base a las alegaciones

El gobierno socialista de Carreño salió al paso de las criticas vertidas desde el grupo municipal de Izquierda Unida que serán objeto de reprobación en la sesión plenaria que se celebrará hoy. En las mismas, critican las manifestaciones del concejal de Urbanismo, Gabriel Rodríguez, en las que señala a los partidos de la oposición de actuar en materia de urbanismo movidos por los intereses particulares que por los generales. Según explicó, «más allá de la ingeniería verbal de su portavoz quedaron claros nuestros compromisos al admitir las alegaciones presentadas al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), de los vecinos de Perlora y Carrió». Y, como adelanto a la respuesta que hoy dará a este partido político en el Pleno, señaló que «de nuevo evidencian la carencia de propuestas que solucionen y que no sigan torpedeando el desarrollo urbanístico de este concejo». Y añadió que, «no solo no respetan a las personas, sino que se permiten el lujo de considerar justificables o no, y aún peor, ciertas o no, frases de un artículo de opinión que libremente firmé en este medio. Ese es el rigor que utilizan para plantear nada más y nada menos que una reprobación».

Desde su punto de vista el edil de urbanismo mantiene que, «este partido siempre defendido el PGOU como un instrumento al servicio del interés general, que supone mucho más que una o dos alturas o un metro arriba y debajo de edificabilidad. Un plan general dibuja a medio plazo las posibilidades y las oportunidades de desarrollo de un que sea un territorio sostenible en lo económico, ambiental y social».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate