Las obras de la iglesia de Perlora comienzan por el campanario

El campanario de la iglesia, rodeado por los andamios. / P. G.-P.
El campanario de la iglesia, rodeado por los andamios. / P. G.-P.

Los trabajos, adjudicados a la empresa Cosomi, se irán realizando por fases y los plazos de ejecución dependerá de la meteorología

A. G.-OVIES CANDÁS.

La reapertura de la iglesia parroquial de San Salvador de Perlora comienza a estar un poco más cerca. Tras casi un año, la empresa local Construcciones y Reformas, Cosomi, S. L. inició esta semana los trabajos que, en un primera fase, se centrarán en la cubierta del campanario. Una vez terminen, se seguirá con la techumbre de la nave central, desplomada parcialmente en mayo del año pasado. Esta situación obligó a cerrar el templo por razones de seguridad impidiendo celebrar en el mismo los actos religiosos, una medida que continúa vigente en la actualidad.

Las obras se irán ejecutando por fases de acuerdo con los fondos económicos recaudados por los feligreses. Inicialmente, la inversión necesaria para costear la renovación de toda la cubierta es de 130.000 euros. Más variable son los plazos. Las fuertes y constantes lluvias de los últimos días han dificultado la labor de los operarios, que se alargará en el tiempo dependiendo de las condiciones climatológicas de los próximos meses.

El primero de los derrumbes de la iglesia de Perlora tuvo lugar el pasado mes de mayo. En ese momento, y tras una primera inspección, pudo constatarse que la causa se debió al deterioro general del entramado de madera que sirve de soporte a la cubierta. El retraso en el inicio de las obras provocó entonces el enfado de los vecinos, que veían cómo con el paso de las semanas seguían sin poder usar el templo con normalidad. Una situación que ya está más cerca de llegar a su fin.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos