Un oso en mitad del camino

El oso, en medio de la vía, visto desde el vehículo de Del Valle.

El plantígrado, que era «grande», fue visto por un vecino de Grado, que grabó un vídeo del ejemplar a la carrera

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Javier del Valle bajaba el viernes conduciendo por la carretera que une San Pedro de los Burros y Villanueva en Grado. Eran las siete de la tarde y acababa de finalizar su jornada laboral. A esas horas llovía con fuerza en el concejo moscón y prefirió no pisar el acelerador de la furgoneta. «La carretera es estrecha y circulaba con cuidado», indica este vecino de Grado.

La sorpresa llegó en una de las rectas, cuando se encontró un animal al que nunca había visto de cerca: un oso. Su tamaño era «grande» y cree que se trataba de un macho. Estaba parado en medio de la calzada y el plantígrado ni se inmutó en un primer momento a pesar del ruido y las luces del vehículo.

Del Valle frenó y sacó del bolso el teléfono móvil. Quería grabar al oso para después enseñárselo a familiares y amigos. Pero mientras buscaba el aparato, el animal echó a correr cuesta abajo unos metros para después meterse en el monte. Este vecino optó por seguirle y tal fue la velocidad que alcanzó el oso que cuando el hombre miró de reojo el cuentakilómetros vio que alcanzaba «los 60 kilómetros por hora». A pesar de la situación, Del Valle reconocía ayer que no tuvo miedo. El oso se mostró en todo momento tranquilo y en ningún momento se le encaró. Es más, hubo un instante en el que asegura que ambos se miraron fijamente, pero el oso no se acercó al vehículo. Durante la carrera -además- en ningún momento el oso se dio la vuelta ni se detuvo. «No tuvo intención de atacar durante los segundos que lo vi». Eso sí, Del Valle confesaba que si llega a encontrarse a este animal cuando «voy con la bici, me hubiese dado un infarto».

Esta no es la primera vez que aparece un oso en medio de la calzada en Grado. Hace unos años apareció uno a la altura de la localidad moscona de Cubia. Además, es muy frecuente que por esta vía haya jabalíes «en busca de comida».

Una situación parecida a la que Del Valle vivió en la tarde del viernes ocurrió en abril en la carretera que comunica Quirós y Teverga. El oso, también de tamaño grande, estaba en el arcén derecho cuando los dos ocupantes un vehículo se toparon con él. Ante esta situación, los dos asturianos sacaron el móvil y le grabaron. Este vídeo se hizo viral al poco tiempo, tal y como ha ocurrido con las imágenes que el viernes capturó Del Valle.

Temas

Grado

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos