El Comercio
Rafael Maroto.
Rafael Maroto. / D. S. F.

Jarrio marca tendencia en los partos

  • El responsable de Obstetricia del centro hospitalario explica que «se intenta interferir lo menos posible en la fisiología del parto»

  • Una de cada cuatro mujeres que da a luz en el hospital comarcal proviene de fuera del área sanitaria I

En el Hospital Comarcal de Jarrio dieron a luz el año pasado un total de 300 mujeres, de las cuales 67 provenían de fuera del área sanitaria I. Y es que en este centro hospitalario se trata de atender el parto de manera natural. El responsable del servicio de Obstetricia y Ginecología de Jarrio, el doctor Rafael Maroto, explica que «se intenta interferir lo menos posible en la fisiología del parto» realizando intervenciones médicas solo de manera justificada. El doctor Maroto recuerda, además, que en este hospital se apoya la lactancia materna y se favorece el contacto, piel con piel, del bebé y la madre el mayor tiempo posible.

Así, Jarrio se ha convertido en un hospital que atrae. Y las cifras corroboran esta apreciación. En 2014, una de cada cuatro madres que dieron a luz en este hospital provenían de fuera del área I. En concreto, el 22,33% de las parturientas procedían, no solo de otras áreas sanitarias de Asturias, sino de provincias limítrofes como Lugo o León y otros lugares de España, como Madrid. Es una tendencia que el hospital mantiene. En los primeros seis meses de este año, han recibido un total de 27 solicitudes de personas de fuera del área que han querido que sus bebés nacieran en este hospital.

Esta acogida, considera Maroto, supone un reconocimiento para la labor que se realiza en el hospital, algo que, sin duda, «estimula el trabajo». Aunque, puntualiza, es una labora que «reconocen más los pacientes que las instituciones».

No obstante, el doctor Maroto cree que el número de pacientes que provienen de fuera del área tenderá a ir disminuyendo con los años «porque otros hospitales mejoren», y espera que estas iniciativas surjan en otras áreas sanitarias.

Los pacientes que no pertenecen a esta área sanitaria y quieren dar a luz en Jarrio simplemente tienen que solicitarlo en Atención al Paciente y cubrir un formulario en el que se incluye un plan de parto.

Y aunque el doctor Maroto considera que son varios los motivos por los que se elige Jarrio a la hora de dar a luz, sostiene que la causa principal es la política de «no interferir en el parto».

Galardón de Unicef

El Hospital Comarcal de Jarrio recibió en el año 2000 el galardón Hospital Amigo de los Niños, que otorgó Unicef por la labor que se realiza en la promoción y el apoyo a la lactancia materna.

La iniciativa de su política de partos, recuerda Maroto, «surgió de los trabajadores, de abajo arriba». Por este motivo, aprovechó para reconocer la labor de todo el personal que de una u otra manera está implicado en la atención a las parturientas.

Por otra parte, indicó que todavía se pueden «mejorar muchas cosas». Pero, recalcó, «necesitamos más apoyo institucional».