Moal quiere ser Pueblo Ejemplar

Los vecinos de Moal presentan por primera vez su candidatura a Pueblo Ejemplar.
Los vecinos de Moal presentan por primera vez su candidatura a Pueblo Ejemplar. / B. G. H.

Tres asociaciones se encargan de mantener viva la tradición de esta localidad canguesa, ubicada en la puerta de Muniellos

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

La ilusión recorre las calles de Moal, un pueblo situado a las puertas de la reserva natural de Muniellos. Se presentan por primera vez como candidatos a 'Pueblo Ejemplar'. Con el dossier entregado y las miras puestas en el próximo 7 de septiembre, fecha en que se falla el premio, los ochenta vecinos de esta localidad confían en conseguir esta distinción que anualmente concede la Fundación Princesa de Asturias.

Tres asociaciones vecinales aúnan esfuerzos para mantener viva la tradición de su pueblo. «A la carrera de montaña, que es la joya de la corona, se suman otras muchas actividades como la noche de San Juan que organiza la Asociación de Mujeres de Moal, el amagüestu o el Antroxu. Es un pueblo vivo que también convive con la biodiversidad», señaló Toño Rodríguez, alcalde de barrio. «No se entiende Moal sin Muniellos, ni Muniellos sin Moal y siempre tratamos de conservarlo», señaló.

José Víctor Rodríguez, regidor de Cangas del Narcea, acudió al acto en apoyo de la candidatura y destacó la labor de estos vecinos por «mantener su identidad». No dudó en definir a Moal como un pueblo «dinámico, con mucha gente y mucha actividad deportiva, económica, ganadera... Es ejemplo de desarrollo rural y se merece ser galardonado con el máximo reconocimiento al que puede aspirar un pueblo en Asturias», aseguró el primer edil.

José Lago, miembro de la Asociación Cultural, subrayó la «ilusión con la que el pueblo realizó el dossier para poder plasmar todos estos años de trabajo en el pueblo para atraer gente. Son actividades que hacen sonar Moal fuera del concejo», contó con emoción. Más de cuarenta vecinas forman parte de la Asociación de Mujeres. «Esta candidatura nos da fuerzas para seguir trabajando en más cosas», explicaron dos de sus socias. A su alrededor, decenas de vecinos que no dudan de las posibilidades de Moal para alzarse con el galardón. Javier Martínez, nacido en el pueblo hace 33 años es uno de ellos y defendió que «claro que hay opción. El punto fuerte de Moal es, sin duda, la colaboración de los vecinos y, ejemplo de ello, son las tres asociaciones que hay», dijo.

No es Javier el único vecino convencido de ello. Susana Marrón coincidió en señalar la importante sintonía de los vecinos de Moal. «Es un pueblo donde los haya. Todos participan, desde los más jóvenes hasta los más mayores». Alicia Álvarez resaltó el enclave paisajístico del pueblo y consideró que «es excepcional. Da igual hacia donde mires, ves pura naturaleza», y señaló las montañas que rodean el valle. Fue la descripción de quien conoció el pueblo tras casarse con un vecino. «Me parece genial. Se lo merece», concluyó.

Fotos

Vídeos