El Comercio

Cerca de medio millar de personas piden una solución para Fahime

La manifestación por las calles de Candás.
La manifestación por las calles de Candás. / LVA
  • El TSJA adopta las medidas cautelares pedidas por los trabajadores y prohibe la venta de maquinaria de la empresa

Cerca de medio millar de personas se manifestaron ayer por las calles de Candás para reclamar una solución para la empresa Fahime, cuyos trabajadores, afectados por un ERE de extinción de empleo, llevan encerrados en sus instalaciones de Tabaza desde el pasado 3 de noviembre.

Con el apoyo de dirigentes regionales de los sindicatos UGT y Comisiones Obreras y la propia alcaldesa de Carreño, la marcha partió de la estación de Feve para concluir ante el Ayuntamiento donde se iba a leer un comunicado ante la Corporación reunida en sesión plenaria.

Antes de la manifestación, los trabajadores tuvieron ayer una buena noticia, ya que conocieron que la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) había adoptado las medidas cautelares solicitadas por los sindicatos antes del juicio que el próximo 14 de enero se celebrará para solicitar la nulidad de los despidos.

La decisión del TSJA bloquea la venta de la maquinaria de la empresa y que representa uno de sus grandes activos en el caso de que un inversor decidiese asumir la gestión de la compañía y reflotarla.