El Comercio

La Semana de Música Religiosa cumple cuarenta años con dudas sobre su futuro

La concejala de Cultura, Yolanda Alonso, y José María Martínez, director de la cita, ayer.
La concejala de Cultura, Yolanda Alonso, y José María Martínez, director de la cita, ayer. / MARIETA
  • Seis conciertos forman un programa que se desarrollará del 1 al 8 de abril y en el que se escucharán partituras nuevas rescatadas de archivos catedralicios

La XL Semana de Música Religiosa, organizada con más voluntad que dinero, volverá puntual a su cita con las iglesias avilesinas del 1 al 8 de abril con seis conciertos de intérpretes de «primera calidad», según destacó el director de la cita, José María Martínez, quien alertó un año más sobre la viabilidad de un certamen que se sufraga únicamente con los siete mil euros que concede la concejalía de Cultura. «Duele pensar que en Europa la gente está acostumbrada a pagar y aquí no logramos concienciar al público», se lamentó.

Con todo, Martínez presumió de un programa de primera línea, que ayer presentó junto a la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, en la sala de prensa del Ayuntamiento. Explicó que se mantenía fiel a los pilares que sustentan la cita y que son «el órgano», como instrumento principal, «la música antigua» y «las partituras rescatadas de distintos archivos nacionales y catedrales». Como las que traerá el coro leonés CantArte, en su segunda visita a Avilés, el domingo 8 de abril, en coincidencia con la clausura. «Cuando actuaron en San Nicolás no se movía una mosca», ilustró.

El coro vendrá con un programa «singular» porque «solo ellos lo están llevando a escena» y porque «gracias al órgano que tenemos será música sinfónico-coral, con toda la orquesta adaptada a un instrumentista». «El repertorio que están interpretando es muy celebrado y no se puede escuchar en todos los sitios», manifestó Martínez en referencia a la primera parte de un programa que se centrará en canto gregoriano.

«Recuperar archivos de las catedrales es costoso. Hay que transcribirlos y pasarlos a una partitura de hoy, después al ordenador y editarlos. Es un trabajo enorme», amplió. Él mismo está trabajando en una partitura de Juan Bros, para la que busca financiación. Estos dos adjetivos (costoso y enorme) son, precisamente, los que impiden a la Semana de Música Religiosa de Avilés, organizada por la Coral Polifónica Avilesina, que cumpla uno de sus deseos: el encargo de obras.

Mientras llegan mejores tiempos, o patrocinios que cubran el hueco que dejó Cajastur (ahora Liberbank), el certamen avanza con la cabeza alta y un programa que comienza con la actuación del coro Hondore con Arantxa Etxabe, Luis Ignacio Ruiz de Alegría y Eneko San Sebastián como solistas, bajo la dirección de Jesús María Unanue. Al órgano de la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery estará Ana Belén García Pérez, titular de la Basílica Santa María del Coro de San Sebastián, y que estará en Avilés los tres primeros días de la cita.

El coro Hondore traerá «una obra muy difícil porque habitualmente faltan los instrumentos adecuados», la misa de Alexandre Guilmant, pero que aquí podrán ser suplidos por el órgano.

El domingo día 21, el cuarteto de trombones de Arsequali, del Conservatorio Julián Orbón, con los profesores Judit Busquets (órgano) y Marcos Malnero (trombón), cerrará con esta actuación en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery su propia Semana Cultural. Es una colaboración con la que ayer la concejala de Cultura se mostró especialmente satisfecha.

El lunes 3 será el turno de «música diferente para que la gente se divierta» y eso tratará de conseguirlo la soprano Ana Otxoa, que actuará acompañada por la organista Ana Belén García Pérez. También en Santo Tomás, actuará el jueves 6, el organista asturiano Fernando Artime, que está estudiando en Barcelona el grado superior.

En su recta final las actuaciones se trasladan a los templos de San Antonio de Padua y San Nicolás de Bari. En el primero, el viernes 7, Javier Romero Aranda (violonchelo), que comenzó su formación musical en el Conservatorio Julián Orbón, y María Silvera Toscano (clave) interpretarán música de Bach, «que es inagotable». En el segundo, el domingo 9, actuará el coro CantArte con Mario Morla al piano, Judith Martínez como soprano y Guillermo A. Ares, en la dirección.

Todos los conciertos, de una hora de duración, se celebrarán a las 20.15 horas, salvo el último, que será a las ocho. La entrada este año seguirá siendo gratuita.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate