David Bisbal: «Me hace feliz que el público salga agotado»

David Bisbal actúa mañana en Gijón.
David Bisbal actúa mañana en Gijón. / THAIS LLORCA / EFE

David Bisbal promete «una noche mágica» en Gijón, donde actúa mañana en el Palacio de Deportes

MIGUEL ROJOGijón.

David Bisbal (Almería, 1979) llega a Gijón con su disco 'Hijos del mar' bajo el brazo, y una puesta en escena más espectacular que en sus anteriores giras. La cita es mañana en el Palacio de Deportes de Gijón (22.30 horas, 52 euros), y su presencia es uno de los platos fuertes del verano este año en Asturias.

-¿Qué se van a encontrar quienes vayan a ver su concierto?

-Sobre todo la gente se va a encontrar con un concierto que hemos preparado con mucha ilusión, con un show que nunca antes habíamos presentado en directo, muy moderno y actual, y en el que en ningún momento hay tiempos de descanso, todo va a un ritmo muy rápido. La gira ya va muy rodada, con casi 15 conciertos antes de Gijón, y la energía con la que sale la gente es algo que me contagia. Es un espectáculo con una producción muy moderna, en el que la música y la parte visual están muy ligadas, formando un festival de luz, sonido y baile.

«Guardo muy buenos recuerdos de mi época en la orquesta»

-Está claro que sus fans de siempre quieren escuchar canciones como 'Silencio', 'Ave María' o 'Esclavo de tus besos', pero lo cierto es que en esta gira también se puede escuchar a un nuevo Bisbal, mucho más electrónico. ¿Cómo describiría ese cambio?

-Más que un cambio yo diría que es una evolución. Yo siempre trato de buscar con cada nuevo disco o gira algo diferente, y en 'Hijos del mar tour', especialmente, hemos trabajado muy duro para ofrecer al público un espectáculo lleno de color, con una producción mucho más moderna, más internacional, donde las luces y el sonido tienen un gran protagonismo. Se nota mucho la influencia de la música electrónica, y eso también puede ser debido a que justo antes de empezar a componer el disco estuve viajando mucho por Reino Unido y EE UU y conocí a gente muy interesante, compositores y productores sobre todo que me han aportado nuevos registros y estilos musicales que están muy presentes tanto en el disco como en la gira. Eso sí, sin perder la esencia latina de nuestras raíces. Y todo eso hace que en cada concierto salga agotado después de dos horas en las que no hay tiempo ni para respirar, y lo que más felicidad me produce es que el público salga igual de agotado que yo.

-Asturias es tierra de orquestas... ¿Qué recuerda de sus inicios en las verbenas?

-Yo soy una persona que no reniega de sus orígenes, todo lo contrario, me siento muy orgulloso de ellos. Guardo muy buenos recuerdos de mi época en la orquesta, de la que todavía conservo buenos amigos. Cuando uno empieza desde abajo valora muchísimo más lo que tiene, y en mi caso me aporta un grado más de responsabilidad para intentar hacer siempre las cosas bien. Y siempre digo que quizá el hecho de llegar al mundo de la música a través de la orquesta y cantando todo tipo de géneros me ha ayudado mucho a poder tocar distintos estilos más fácilmente.

-¿Qué les diría a los que ahora se buscan la vida en la carretera de verbena en verbena?

-A todo el mundo que ahora se dedica a llevar la música a distintos lugares de España lo único que puedo hacer es animarles a que sigan haciéndolo, que es una forma de hacer feliz a mucha gente.

-De una orquesta, a OT y de ahí a compartir escenario o estudio con gente como Rihanna, Luis Fonsi, Miley Cyrus, Antonio Orozco... ¿Se siente una estrella? ¿Con quién le gustaría compartir escenario, pero aún no ha podido hacerlo?

-La verdad es que me considero una persona muy afortunada, porque durante esta gira he podido compartir escenario con dos de los artistas con los que soñaba hacerlo, como son Juan Luis Guerra, con el que actué hace un par de semanas en el Hola! London Festival, en Londres, y con Miguel Poveda, que fue uno de los artistas invitados en el Teatro Real de Madrid. También con Tini Stoessel, a la que quiero y admiro muchísimo y con la que acabo de grabar la canción 'Todo es posible' para la segunda parte de 'Tadeo Jones'. Además durante todo lo que queda de gira habrá muchas más sorpresas en ese sentido. También estamos haciendo una cosa muy bonita, que es invitar a los niños de 'La Voz Kids' a algunos de los conciertos de la gira. Me encanta compartir escenario con ellos y verlos disfrutar y crecer. Y, al final, el verdadero éxito es la relación con la gente, compartir todo con el público y con mi equipo de trabajo.

-Tiene casa en Madrid y en Almería. ¿De dónde se siente David Bisbal?

-Todo el mundo sabe que nací en Almería y que me siento muy orgulloso de mi tierra y mis orígenes. De hecho el disco 'Hijos del mar' es un homenaje a eso. Ahora bien, tengo que decir que en Madrid me siento como en mi casa, es una ciudad tremendamente acogedora con todo el que llega a ella. Y que te aporta todas esas facilidades a la hora de desarrollar tu trabajo de un modo más cómodo.

-Siempre ha sido una persona muy cercana con el público, con el resto de músicos en OT, con los participantes de 'La Voz Kids'. ¿Cree que su carácter, su forma de ser, es una parte importante de su éxito?

-Yo me considero una persona optimista por naturaleza, que siempre trata de ver las cosas de un modo muy positivo. Si, como he comentado muchas veces, el éxito es sentir el apoyo del público y compartir todo con ellos seguro que esa cercanía ayuda mucho. Pero es algo que a mí también me da la gente. Tengo una frase de Newton que me encanta repetir sobre todo cuando agradezco a mi equipo o a la gente que esté conmigo desde el primer día, y es la siguiente: «Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes».

-Su novia Rosanna Zanetti le acompaña en esta gira. Supongo que viajar acompañado de su pareja permite que las giras sean más llevaderas.

-Claro que estar acompañado de la familia hace que todo el tiempo que pasas fuera durante una gira sea más llevadero. Yo siempre digo que aunque mi trabajo es una parte fundamental de mi vida, y quien me conoce sabe con qué intensidad lo vivo, lo más importante es mi familia, y si durante los conciertos puedo tener conmigo a Rosanna y a mi hija eso es algo que todavía me ayuda más a darlo todo sobre el escenario para cuidar a ese público que con cada nuevo disco o gira me demuestran tanto cariño y cercanía.

-Tiene una gira repleta de conciertos este verano. ¿Para cuándo unas vacaciones y a dónde le apetecería ir en estos momentos?

-Ahora mismo es imposible pensar en unas vacaciones... aunque con el de mañana en Gijón llevaremos ya 15 conciertos la gira no ha hecho más que empezar, y entre España, Latinoamérica y algún concierto en Europa va a durar prácticamente hasta noviembre. Pero bueno, ya llegará el momento, y entonces lo de menos será el sitio, lo importante será disfrutarlas con mi familia.

-¿Está trabajando ya en nuevas canciones? ¿Para cuándo está previsto un nuevo disco?

-De momento la gira me tiene tan concentrado que es muy difícil ahora plantearse proyectos de futuro. Los conciertos tienen un ritmo tan grande, tanta energía, que no te dejan tiempo para pensar en otra cosa. Aunque por supuesto cuando uno vive su trabajo con la intensidad que lo hago yo siempre está pensando en nuevas canciones, trabajando en cosas nuevas en los pocos momentos que nos quedan libres.

-Dígales algo a los miles de fans que le esperan en Gijón este viernes...

-Que estoy deseando reencontrarme con ellos, y que vengan con la mente muy abierta, con muchas ganas de disfrutar, de bailar, que nos lo vamos a pasar genial, nos vamos a emocionar en algunos momentos, y no vamos a parar de cantar y bailar en otros. Estoy seguro de que será una noche mágica para todos, llena de sorpresas y alegría... Ah, y que aguanten hasta el final (risas), ¡que es donde llega lo más fuerte!

Fotos

Vídeos