El Consistorio pide a la Universidad un estudio para analizar la mancha de carbón en la playa

Los operarios aprovecharon la marea baja para limpiar el carbón de la arena. De noche, regresaron. / JOAQUÍN PAÑEDA
Los operarios aprovecharon la marea baja para limpiar el carbón de la arena. De noche, regresaron. / JOAQUÍN PAÑEDA

Con él busca «tranquilizar a la ciudadanía», aunque remarca que todos los informes anteriores apuntaban como origen al 'Castillo de Salas'

IVÁN VILLAR GIJÓN.

El Ayuntamiento anunció ayer que el área municipal de Sostenibilidad y Cambio Climático ha encargado ya a la Universidad de Oviedo un estudio sobre el carbón aparecido en los últimos días en la playa de San Lorenzo, con la intención de determinar su origen. Aunque asegura que «todos los expertos» coinciden en apuntar como única causa el naufragio del carguero 'Castillo de Salas' frente a la costa gijonesa hace 32 años, apunta que con este informe se pretende dar «tranquilidad a la ciudadanía» con respecto a este tema. Recuerda que en 2002 y 2011 Emulsa encargó ya al Instituto Nacional del Carbón sendos estudios «petrográficos» sobre otras manchas similares aparecidas esos años en el principal arenal de la ciudad. «Ambos concluyeron que más del 90% del carbón procedía del 'Castillo de Salas», señaló el Consistorio en un comunicado. Añadió que se trata de «un material inerte» que aparece en la playa «coincidiendo con los temporales».

La explicación coincide con la que ya apuntó el domingo, a pie de mancha, el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transporte, Esteban Aparicio, quien pese a la expectación que generó el fenómeno entre quienes paseaban por el Muro, señalaba que era «normal» que ocurriese después de las condiciones en las que estuvo la mar los últimos días. Según mantienen los geólogos que colaboran habitualmente con el Observatorio de la Playa, en los días de más agitación marina «el oleaje remueve el carbón, lo transporta hacia la playa y luego ahí las condiciones de calma hacen que se tape con sedimento natural» hasta que vuelve a aflorar a la superficie.

El equipo de gobierno remarcó ayer su «rotundo compromiso» con el arenal de San Lorenzo, que considera que «ha quedado acreditado con los sucesivos informes solicitados al departamento de Geología de la Universidad de Oviedo». Añade en cualquier caso que «la competencia de todo lo que ocurre en la playa corresponde a la Demarcación de Costas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente».

Convocatoria extraordinaria

Varios grupos municipales urgieron ayer al Ayuntamiento a arrojar luz sobre la periódica aparición del carbón en la playa. Tanto PSOE como Xixón Sí Puede han pedido una convocatoria extraordinaria del Observatorio de la Playa para abordar allí todo lo relativo a este fenómeno. «Es ahí dónde se deben debatir todas las cuestiones referentes a la arena, en lugar de andar con dimes y diretes», consideró el concejal socialista César González, quien destacó en cualquier caso que «a día de hoy la opinión profesional de la que disponemos es la de los geólogos de la Universidad de Oviedo, que dicen que su procedencia es el 'Castillo de Salas'».

También el concejal David Alonso, de Xixón Sí Puede, considera ese órgano como «el espacio técnico y científico más apropiado para abordar esta cuestión y no embarrar ni ennegrecer aún más la situación. Debatamos allí sobre los estudios existentes y las incógnitas respecto a este carbón». Añadió que «es un debate más que necesario para aclarar dudas sobre un tema que preocupa a buena parte de la ciudadanía. No podemos seguir saliendo unos políticos diciendo que es consecuencia del naufragio, otros que de El Musel y otros que de las bodegas de los barcos en mitad de la bahía. Para no entrar en esos debates, que sí generan alarmismo y aumentan la confusión, es necesario reunir el observatorio.

El PP, por su parte, registró ayer a primera hora un ruego ante la comisión de Medio Ambiente en el que pide una comparativa de muestras entre el carbón aparecido en la playa este domingo y el que transportaba el 'Castillo de Salas'. Pide que, si se concluye que este mineral procede de la carga del barco, «se tomen las medidas oportunas para poner fin a un suceso que se repite con cierta asiduidad. Añade que si su origen fuera otro, «como las parvas de mineral situadas en El Musel», el Ayuntamiento «debe atajar este problema, que empaña la imagen de la ciudad».

También el concejal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, había registrado antes del anuncio del Ayuntamiento una petición para que se hagan estudios sobre la composición y procedencia de estas manchas. El edil considera que hasta ahora no existe ninguno «serio» que permita «corroborar la hipótesis de que proviene del carguero hundido, cada vez más cuestionada». La formación cree que determinar el origen de este carbón permitiría «efectuar actuaciones que eviten que siga apareciendo, dado el impacto negativo que tiene tanto sobre el medio ambiente como sobre la imagen de nuestra principal playa».

Recogida ciudadana

Entre quienes desconfían de la versión que apunta como causa al naufragio de hace tres décadas, ayer se empezó a promover una recogida de muestras de la playa por parte de los ciudadanos para someterlas después a un análisis independiente. «Las analizaremos gratuitamente y haremos públicos los resultados para bien o para mal», aseguraba su impulsor, el biólogo marino Mario Lebrato, quien teme la presencia de «metales pesados».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos