El Comercio

Santos ve el Nobel de la Paz como un «mandato» para salvar el acuerdo con las FARC

vídeo

Juan Manuel Santos, junto a su esposa tras recibir la noticia. / Foto: Leonardo Muñoz (Efe) | Vídeo: Atlas

  • El galardón viene a reconocer los esfuerzos del presidente colombiano en pro del entendimiento con la guerrilla tras 52 años de conflicto

  • El Comité que concede la distinción subraya que el hecho de que una mayoría de votantes dijera 'no' al pacto en el plebiscito no significa que el proceso esté muerto

  • "El mensaje es el de perseverar, el de alcanzar el final", subraya el distinguido

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha dicho que el premio Nobel de la Paz con el que ha sido galardonado hoy constituye "un mandato" para sacar adelante el acuerdo con las FARC rechazado en el plebiscito del pasado domingo. "Este premio Nobel de la Paz llega en un momento muy oportuno porque lo considero un mandato para encontrar una solución rápida a este problema, esta situación que se generó con el plebiscito", ha manifestado el jefe de Estado en un acto con promotores del 'sí' en la consulta popular.

más información

  • PerfilEl obstinado líder que busca la paz de Colombia

  • ReaccionesLa ONU espera que el galardón dé un gran empuje al proceso de paz

  • El Gobierno de Colombia y las FARC pactan discutir «ajustes» al acuerdo de paz

  • GaleríaRadiografía del conflicto

  • GaleríaLas víctimas de 52 años de guerra con las FARC

  • Los diez últimos premios Nobel de la Paz

Santos ha sido distinguido con el premio Nobel de la Paz 2016 por sus "esfuerzos tenaces para poner fin a una guerra civil de más de 50 años", pese al triunfo del 'no' en el plebiscito. "El hecho de que una mayoría de votantes dijera 'no' al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso de paz esté muerto", ha argumentado la presidenta del Comité Nobel Noruego, Kaci Kullmann Five. "El referéndum no era una votación a favor o en contra de la paz", ha agregado.

El propio Santos ha considerado que la concesión del premio es "inestimable" para el avance del proceso de negociación con las FARC. "Se trata simplemente de creer en una causa, y no hay mejor causa para cualquier sociedad, para cualquier país, que la de vivir en paz", ha hecho saber Santos en conversación telefónica al Comité Nobel. "Recibo este premio en nombre del pueblo colombiano, de las millones de víctimas de este conflicto. El mensaje es el de perseverar, el de alcanzar el final. Estamos muy, muy cerca de la paz", ha declarado.

El galardón, ha destacado Santos, es "un evento muy importante para Colombia, para las víctimas de esta guerra, y supone un compromiso para seguir intentando llevar la paz a este país". El presidente colombiano ha remachado este comentario con un llamamiento a la población para apoyar todos los esfuerzos en este sentido: "La paz", ha apuntado, "será mucho más estable y duradera si cuenta con el respaldo de todos los colombianos".

"Invito a todos a unir fuerzas, mentes y corazones en este gran propósito para que todos ganemos el más importante premio: la paz en Colombia", ha asegurado posteriormente Santos en una breve comparecencia ante la prensa en el Palacio de Nariño, en la que ha dicho que acepta el galardón "con gran humildad" y lo entiende "como un mandato para seguir trabajando sin descanso por la paz". "A esa causa dedicaré todos mis esfuerzos por el resto de mis días", ha asegurado el mandatario, antes de insistir en que "la paz está cerca" y "es posible". "Es la hora de la paz" y "es posible conseguirla", ha recalcado Santos, que ha terminado su comparecencia sin preguntas de la prensa abrazándose con su mujer.

Por su parte, el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', ha asegurado que el "único premio" al que aspira la guerrilla es al de la "paz con justicia social". "El único premio al que aspiramos es de la #PazConJusticiaSocial para #Colombia sin pamilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras", ha sostenido 'Timochenko' en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter como primera reacción al anuncio. "Felicito al presidente Juan Manuel Santos, a garantes Cuba y Noruega, acompañantes Venezuela y Chile sin los cuales sería imposible la Paz", ha escrito 'Timochenko' en otro mensaje en Twitter. El número dos de las FARC, 'Iván Márquez', jefe del equipo de negociadores de la guerrilla en La Habana, ha apuntado también en Twitter: "Esperamos que el Nobel de paz le dé al Presidente Santos fuerza para darle vida al Acuerdo Final y dignidad a todos los colombianos".

Antiguos 'halcones' convertidos en palomas, Santos y 'Timochenko' firmaron el 26 de septiembre un acuerdo histórico para poner fin a un conflicto de más de medio siglo, tras casi cuatro años de conversaciones de paz en La Habana. Contra todo pronóstico, el pueblo colombiano rechazó el acuerdo en un plebiscito el pasado domingo, reclamando entre otras medidas que los guerrilleros desmovilizados no puedan participar en la vida política y que vayan a la cárcel, en lugar de beneficiarse de penas alternativas.

Un "homenaje al pueblo colombiano"

Según el Comité Nobel Noruego, el premio es "un homenaje al pueblo colombiano que, a pesar de todos los abusos sufridos, no ha perdido la esperanza de lograr una paz justa y a todas las partes que han contribuido a este proceso de paz", así como a las "incontables víctimas" de la guerra.

En su anuncio del galardón, la directora del Comité Nobel Noruego ha reivindicado la importancia de Santos como figura "instrumental, a sabiendas de lo controvertido" del acuerdo de paz en Colombia, para "garantizar que los votantes colombianos pudieran expresar su opinión", y finalmente rechazar el acuerdo en plebiscito. "Hay un grave peligro de que el proceso de paz se detenga por el resultado del referéndum", ha lamentado la directora del Comité Nobel, "y ello solo reitera la importancia de que ambas partes, dirigidas por el presidente Santos y por el líder de las FARC, Rodrigo Londoño (alias 'Timochenko'), sigan respetando el alto el fuego".

El comité ha subrayado que el Nobel a Santos es, además, "un gesto de ánimo hacia todos aquellos que luchan por la paz en Colombia", y espera que este galardón "le dé la fuerza suficiente al presidente Santos" para lograr "este exigente objetivo". Por último, el Comité Nobel desea que, en los años venideros, "el pueblo colombiano pueda recoger los frutos sembrados por la paz en vigor, así como el proceso de reconciliación, porque solo entonces el país pueda enfrentarse con eficacia a desafíos enormes como la pobreza, la injusticia social y delitos de narcotráfico".

Durante la rueda de prensa, Kullman Five ha justificado que el galardón solo haya recaído en Santos por su "duro trabajo" y porque "fue el primero en dar el paso en esta iniciativa" y ha evitado pronunciarse sobre si también podría haberse dado el premio a un grupo armado. "Nunca haré comentarios sobre los que no reciben el premio", ha replicado. La directora del Comité Nobel Noruego también ha defendido que el hecho de que se entregue el galardón tan solo días después de que los colombianos votaran por el 'no' en el plebiscito no es una falta de respeto hacia la democracia del país iberoamericano. "Respetamos el proceso democrático", ha afirmado, incidiendo en que los colombianos "no han dicho no a la paz sino a este acuerdo en concreto".

376 candidaturas

En esta ocasión se habían presentado 376 candidaturas, de las que 148 eran organizaciones y 228 eran personas. Se trata de una cifra récord, que supera a las 278 recibidas en 2014.

Desde que se entregó por primera vez en 1901 se han concedido 96 galardones a un total de 129 premiados. En 2015, el Nobel de la Paz recayó en el Cuarteto Nacional de Diálogo de Túnez por su "contribución a construir una democracia plural" en el país tras la revolución de 2011. El Cuarteto estaba integrado por dos sindicatos, un colegio de abogados y la Liga Tunecina para la Defensa de los Derechos Humanos.

El Nobel de la Paz es el único que no se otorga ni entrega en Estocolmo, sino en Oslo, por deseo expreso de Alfred Nobel. El galardonado recibirá un diploma, una medalla de oro y un premio económico, que este año es de ocho millones de coronas suecas (832.000 euros).