Taboada: «Pagar por La Vega no está en la mesa de negociación del tripartito»

La fábrica de armas de La Vega, cuyo valor asciente a 32 millones de euros, según los cálculos del Ministerio de Defensa. / MARIO ROJAS
La fábrica de armas de La Vega, cuyo valor asciente a 32 millones de euros, según los cálculos del Ministerio de Defensa. / MARIO ROJAS

Somos aboga por la cesión «gratuita» de los terrenos y Rivas confirma que ya se ha enviado el protocolo de actuación a Madrid

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

El Ministerio de Defensa trasladó en su última reunión con el equipo de gobierno su valoración de la antigua fábrica de armas de La Vega: 32 millones de euros. Para hacerse una idea, la cantidad es similar a todas las inversiones previstas por el Ayuntamiento para este año antes de tener que ajustar las cuentas por el pago del Palacio de Congresos. Sin embargo, los socios de gobierno descartan un nuevo gasto con cargo a las arcas municipales. «La idea de pagar por este área de 118.730 metros cuadrados de suelo no está en la mesa de negociación del tripartito», declaró ayer la vicealcaldesa, Ana Taboada.

Para el Ejecutivo local, lo prioritario es cerrar el protocolo de actuación. La portavoz de Somos alegó que los intereses, en estos momentos, entre ambas administraciones son diferentes y el Ayuntamiento siempre ha apostado por dejar de lado la «especulación urbanística». «El ministerio de María Dolores de Cospedal está llevando las negociaciones con un interés lucrativo y nosotros intentamos que este ámbito tenga un uso diverso», declaró.

Más información

En la hoja de ruta que el equipo de gobierno ha marcado, el primer paso es determinar «qué parte es municipal y cuál de Defensa». También se realizará un inventario de bienes y se evaluará el estado de las naves para que después los ovetenses decidan en un proceso de participación ciudadana qué quieren que se haga en La Vega. Asimismo, la líder de Somos abogó porque la cesión de los terrenos «sea gratuita», tal y como pasó con la antigua fábrica militar de Palencia.

Ana Rivas, portavoz del Grupo Municipal Socialista, señaló que el proceso de negociación va a ser «largo» y solo «hablaremos de los acuerdos que tengamos cerrados». Tras estas declaraciones confirmó que el alcalde, Wenceslao López, ha remitido el protocolo de actuación pactado y ahora deben esperar a la respuesta: «Este documento lo hemos revisamos entre las tres formaciones de gobierno y ahora la otra parte tiene que decir qué le parece».

La portavoz de IU, Cristina Pontón, confirmó que esta cantidad se trató en la reunión y también se refirió a los plazos. Dijo que este proceso de negociación no se va a cerrar «ni hoy ni mañana, sino que va a tardar tiempo». Lo prioritario para este grupo municipal es llegar a acuerdos sobre el protocolo de actuación y cuando todo esté bien atado se hablará del valor económico. «El equipo de gobierno tiene una postura unitaria con este tema. Queremos que este documento quede sellado y después se hablarán de los temas coyunturales», señaló.

«Grave error»

Quien se mostró mucho más crítico fue Agustín Iglesias Caunedo. Denunció la falta de información aportada a la oposición por parte del equipo de gobierno y avanzó que pedirá en la comisión de Urbanismo que se explique cómo está el proceso. Acusó también al tripartito «de perder el tiempo», ya que la solución a estos terrenos ya «se puso encima de la mesa en 2015». «Nosotros ya hablamos de los derechos urbanísticos y nunca hemos tratado este asunto desde un punto de vista económico», matizó.

Luis Zaragoza, de Ciudadanos, consideró que «no se puede perder la oportunidad de adquirir la antigua fábrica de armas a través de la negociación». «Debe haber diálogo, oferta y contraoferta en este proceso», añadió. De igual forma, descartó que estos terrenos pasen a ser de titularidad local a través de «la lucha».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos