Barbón, nuevo secretario general de la FSA con una rotunda victoria en las primarias

Adrián Barbón, rodeado de los suyos, celebra anoche la victoria en las primarias de la Federación Socialista Asturiana. / PABLO LORENZANA

Obtiene un 60,5% de apoyos, por el 37,8% de José María Pérez, y toma las riendas del partido tras 17 años de 'javierismo'

ANDRÉS SUÁREZ OVIEDO.

El mensaje de cambio de Adrián Barbón caló entre la militancia y el alcalde de Laviana será el nuevo secretario general de la Federación Socialista Asturiana tras obtener una rotunda victoria en las primarias. Barbón contabilizó ayer 3.315 votos, el 60,5% del total, y dejó muy atrás al otro candidato, José María Pérez, que ni siquiera pudo imponerse en su feudo gijonés y que apenas ganó en un puñado de concejos, con Avilés y Tineo como resultados más significativos. Los afiliados apuestan así por Barbón para tomar las riendas del partido tras 17 años de mandato de Javier Fernández y afrontar una nueva etapa que se presume decisiva.

El resultado de ayer se aproximó bastante a lo esperado después de que el único dato orientativo de que se disponía, el de los avales, situase a Barbón como favorito. La campaña no ha hecho sino confirmar esa expectativa. El regidor lavianés ha ido al alza y los 3.315 votos cosechados suponen un notable avance respecto de los 3.124 avales obtenidos en ese primer trámite. Pérez también progresó -2.072 votos por 1.950 avales- aunque en menor medida y desde luego de forma insuficiente para recuperar el terreno perdido.

Más noticias

El dictamen de las primarias traslada de forma directa a Asturias el proyecto del nuevo PSOE que comenzó la pasada primavera con la vuelta de Pedro Sánchez al liderazgo. Barbón ha basado su campaña precisamente en ese mensaje, en la necesidad de que «el cambio no se frenase en Pajares», y la militancia ha dado su visto bueno a la propuesta. Aunque sabiéndose favoritos, los integrantes de su candidatura apenas podían contener anoche su emoción, como se podía ver en el rostro de personas como María Luisa Carcedo, Gimena Llamedo, Iván Fernández o Enrique Fernández. También la vicesecretaria general, Adriana Lastra, que ha visibilizado en público su respaldo a Barbón, estuvo en la celebración del triunfo en la sede regional de la FSA.

El triunfo de Barbón fue contundente e inapelable. Se impuso en una amplísima mayoría de las agrupaciones pero apuntaló su victoria en aquellas más importantes, caso de Gijón (490 votos frente a 396), Oviedo (285 frente a 205), Siero (223 frente a 51) y la práctica totalidad de los concejos de las cuencas mineras. Significativo es el dato de Laviana, donde el nuevo secretario general de la federación es alcalde, donde se hizo con 234 papeletas, por las 70 en que se quedó Pérez.

La desbordante alegría de Barbón y los suyos contrastaba con una cierta resignación en Pérez y su equipo, conscientes de que el reto que tenían por delante era mayúsculo y de que las posibilidades reales de victoria eran escasas. El gijonés, que vio como en su feudo también era derrotado, consiguió imponerse en un puñado de concejos, con triunfos especialmente significativos allí donde gozaba de mayores apoyos políticos, caso de Avilés, Tineo o Navia.

«Pero lo difícil empieza ahora», admitía anoche una persona cercana a Barbón tras oficializarse el resultado, conocedor de que el éxito en las primarias se daba por descontado pero que ahora toca gestionarlo. Y los retos no son menores. El 37,8% de apoyos logrado por Pérez no es menor y representa a un sector amplio del partido con el que el nuevo líder deberá entenderse. También con el Gobierno de Javier Fernández, con el que la relación en estos meses ha quedado muy tocada. El congreso que investirá a Barbón será entre el 30 de este mes y el 1 de octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos